La crisis como detonante para la concertación social

Expertos en economía urgen unir fuerzas por el bien común

 http://www.elnuevodia.com/lacrisiscomodetonanteparalaconcertacionsocial-1460150.html#.UTIOF8FEk3g.facebook

José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda de Colombia y director de la Escuela de Asuntos Internacionales de la Universidad de Columbia. (Fotos: VANESSA.SERRA@GFRMEDIA.COM)

Por Marian Díaz / mdiaz1@elnuevodia.com

En Puerto Rico existen las condiciones para que se dé una concertación social, tal y como lo han hecho decenas de países alrededor del mundo para salir de la crisis social y económica que los mantenía estancados.

Y es que la historia ha demostrado que son las crisis –económicas o políticas– las que han dado paso a que surja la concertación social, que no es otra cosa que un acuerdo social formal entre el Gobierno –incluso los otros partidos–, el sector privado, los sindicatos y hasta la academia para buscarle solución a los problemas del país.

“Es un modelo de gobernanza que existe en Europa, América Latina y Caribe”, pero que en Estados Unidos ni en Puerto Rico se conoce mucho, dijo Sergio Marxuach, director de Política Pública del Centro para la Nueva Economía (CNE).

Precisamente ayer, el CNE celebró su conferencia económica anual, y el tema que se discutió fue la concertación social. El orador invitado fue José Antonio Ocampo, exministro de Hacienda de Colombia y director de la Escuela de Asuntos Internacionales y Públicos de la Universidad de Columbia en Nueva York, quien indicó que en España la concertación social se dio en medio de una crisis económica y política muy profunda en la década del 70. Se conoció como el Pacto de la Moncloa de 1977, y buscaba corregir los desequilibrios de inflación, déficit y problemas estructurales, además de trabajar una reforma laboral y contributiva.

En la coyuntura actual, con una economía que no crece, un desempleo de 14%, unos $35,260 millones en déficit en Retiro y cinco corporaciones estatales en insolvencia, Ocampo entiende que Puerto Rico debería pensar en un convenio para cambiar la estructura productiva.

“La forma en que la economía se ajusta a la falta de competitividad es dolorosa, y la concertación social presenta una oportunidad para salir de la crisis”, manifestó Ocampo.

Explicó que la concertación se trata de ceder, salirse de la posición cómoda que tiene el grupo que uno represente y construir puentes, trazar líneas y caminos.

Marxuach, por su parte, aclaró que la concertación no es sinónimo de llegar a un consenso, ni de convergencia. Es un proceso transparente y no es privado. Y en cada país se ha dado distinto y el rol de los gobiernos también ha sido diferente.

Por ejemplo, en Holanda y Bélgica se ha limitado a asuntos obrero patronales, mientras en Italia, Portugal e Irlanda ha sido más amplia y ha cubierto pactos de salarios, impuestos, red de apoyo social y reforma laboral.

En Irlanda, el gobierno convocaba y negociaba, en España convocaba y dejaba a los sindicatos y sector privado negociar entre ellos, dijo Marxuach.

Ocampo sugirió que en Puerto Rico sea el Gobierno el que convoque y adelantó que para que tenga éxito tendrían que participar los otros partidos políticos.

Mientras, Marxuach sugirió que el tema de los sistemas de retiro sirva para establecer la primera concertación social en la Isla.

Ejemplos en acción

Un panel de ciudadanos dialogó sobre si la concertación aquí es posible. El grupo lo formaban el economista Francisco Catalá; Luis Alberto Ferré Rangel, director general de GFR Media; Ana María García Blanco, fundadora del Instituto Nueva Escuela; y el pelotero Carlos Delgado, quien es el gestor de la Fundación Extra Bases.

Los cuatro concurrieron en que sí es posible. Algunos, como García Blanco y Ferré Rangel, dijeron que ya ha estado pasando, aunque tal vez aún no es muy visible, pues se da a pequeña escala.

“Agenda Ciudadana en los últimos siete años ha sido testigo de esa concertación, sobre todo en los últimos dos, tal vez por la crisis”, expresó Ferré Rangel, quien dijo que los temas de salud, economía y educación ya se han empezado a trabajar en Agenda Ciudadana, entre los distintos sectores.

Asimismo, García Blanco señaló que en el residencial Luis Lloréns Torres se dio la concertación y no hay crímenes hace un tiempo. En Culebra los residentes se unieron para rescatar una escuela, y en el sector Juan Domingo de Guaynabo cuando durante el cierre del gobierno en el 2006, la escuela no cerró porque existía la concertación entre padres, maestros y estudiantes de que la escuela nunca se cierra.

Para Catalá, la concertación es viable, pero hay que identificar lo que él llamó “las drogas” o restricciones que limitan esa concertación. Estas son: las exenciones contributivas, la emigración y las transferencias federales.

García Blanco sugirió comenzar la primera concertación con el tema de la educación, que es “más grave que lo que ocurre con los sistemas de retiro”.

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: