Clinton lanza reto energético a la Isla

El_Nuevo_Dia

Clinton dijo que la Isla debe ser un centro de investigación de energía solar. En la foto, Clinton y el gobernador durante el foro. (xavier.araujo@gfrmedia.com)

 

Por Gerardo E. Alvarado León / galvarado@elnuevodia.com

Puerto Rico tiene el potencial de convertirse en líder a nivel del Caribe en términos de un desarrollo económico basado en una energía sustentable -producida con fuentes renovables-, manifestó ayer el expresidente de Estados Unidos, Bill Clinton.

Si la Isla acepta el reto y afirma su compromiso para lograrlo, Clinton prometió crear aquí -mediante la fundación que preside- el primer instituto de investigación en energía alterna, particularmente energía solar.

La intención, dijo el expresidente, no es solo que el país alcance su autosuficiencia energética, sino que pueda compartir su producción con las vecinas islas de la región e, inclusive, liderar la fabricación de placas solares a fin de exportarlas. Esto último lo llamó “interconectividad energética”.

Clinton presentó sus ideas en la tarde de ayer durante un foro sobre energía renovable en el Conservatorio de Música, en Miramar. Temprano en el día, el expresidente se reunió con el gobernador Alejandro García Padilla, en La Fortaleza, y con el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, en un hotel del Viejo San Juan. Con ambos habló sobre sus ideas energéticas.

En el foro, Clinton indicó que en Puerto Rico “hay muchos techos planos en los que pueden instalarse placas solares”. Señaló que esta sería “una buena idea” para lograr la transición de los combustibles fósiles a la energía alterna.

Esta afirmación llevó a la secretaria del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales, Carmen Guerrero -quien junto al economista Sergio Marxuach fungió como moderadora del foro-, a informarle a Clinton que el Recinto de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico hizo un estudio en el que se encontró que instalando placas solares en el 65% de los techos de las residencias del país, se generaría toda la energía necesaria en las hora pico.

“¡Claro que se puede hacer!”, exclamó Clinton. “Habría que decidir si las placas solares serían manejadas por el Gobierno o por los dueños de las estructuras donde se instalarían. Pero Puerto Rico podría convertirse en fabricante y distribuidor de placas solares en todo el Caribe”, agregó.

 

El expresidente, quien estableció la Fundación Clinton tras su salida de Casa Blanca en el 2001, reconoció que hace falta inversión para desarrollar la energía alterna en el país. A tales efectos, recomendó, por ejemplo, que la UPR establezca acuerdos de colaboración con otras universidades y entidades líderes en el tema. “Si se hace ese compromiso, se logra la inversión económica”, sostuvo.

Clinton aseveró que, de lograrse los acuerdos, también se conseguiría financiamiento para obras de energía eólica (viento) y de conversión de desperdicios a energía, tecnologías que también identificó como viables en el país.

De paso, Clinton dijo que favorece el cierre de todos los vertederos. Empero, la presidenta de la Junta de Calidad Ambiental, Laura Vélez, expresó -finalizado el foro- que esa opción “no es viable en estos momentos” porque no habría qué hacer con la basura.

Clinton, quien no pisaba suelo boricua desde el 2008 -y en los 60 minutos que habló no dijo nada sobre reducción, reuso ni reciclaje-, expuso que la Isla también debe producir su energía con fuentes renovables, ya que la actual dependencia al petróleo y otros combustibles fósiles contribuye al cambio climático y el calentamiento global.

“Es realmente importante para el futuro que no se pierdan los próximos años en la batalla contra el cambio climático. Puerto Rico, por ser una isla, es más vulnerable a los efectos de este fenómeno. El reto está en tener una política pública que baje el costo energético y permita el desarrollo económico. Si eso se logra, se atraería inversión y se frenarse la emigración de puertorriqueños”, declaró.

Al inicio del foro, el gobernador Alejandro García Padilla anunció que para el año 2015 se aumentará la producción de energía utilizando gas natural -“sin gasoductos”- de 15% a 50%, y para el 2017 a un 70%.

García Padilla informó, además, que durante las pasadas dos semanas se aprobaron permisos de construcción para el establecimiento de plantas de energía renovable, que añadirán un total de 100 megavatios a la producción de energía la Isla.

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: