Study urges PR to restore work credit

images-4

By CB Online Staff
cbnews@caribbeanbusinesspr.com; cbprdigital@gmail.com

Puerto Rico should look to craft and enact a work credit tax program to replace the one that was eliminated last year due to the island government’s fiscal ills, according to a leading policy research organization.
The Urban Institute has issued a study assessing the experience with the work credit that was in effect from 2007 to 2013 and suggests elements for a possible redesign that are consistent with the goals of rewarding and stimulating work, reducing hardship, strengthening the tax base and offsetting regressivity.

The study was commissioned by the San Juan-based Center for a New Economy thanks to a grant received from the Open Society Foundations and Espacios Abiertos.

Puerto Rico lawmakers enacted the work credit in 2006 to offset the regressive nature of the commonwealth’s sales & use tax (IVU) that was established in that same year. In addition to helping offset sales tax regressivity, refundable tax credits tied to work such as the work credit have been found to reduce hardship and stimulate employment among low wage workers. In 2013, the work credit delivered benefits to 45 percent of all tax filers at a cost of $124 million. In 2014, as Puerto Rico slid into its deepest fiscal crisis in recent history, lawmakers eliminated the credit. READ MORE

(In) Seguridad Económica

Por: Jennifer Wolff

empty-pockets

Hace poco el académico norteamericano Michael Sherraden decía que Estados Unidos enfrenta un enorme reto de imaginación. Sherraden es un estudioso de la pobreza, la inseguridad económica, y los programas de apoyo a las familias de escasos recursos, y su reflexión se produjo al pasar revista sobre los enormes costos humanos que la recesión de 2007 tuvo y sigue teniendo sobre los pobres, los trabajadores, y los hogares de ingresos bajos norteamericanos. Para éstos, la nueva configuración de la economía ha dejado un nefasto legado de desigualdad, inseguridad e inmovilidad que obliga a replantear no solo cómo se piensa en la precariedad económica, sino cómo se conforman los programas de asistencia social, y a quienes se dirigen.

Su diagnóstico resulta muy apropiado para Puerto Rico, donde el deterioro de los últimos ocho años – durante los cuales la economía se ha reducido en un 12%, los activos financieros han decrecido por $ 67,000 millones, y al menos 125 mil puestos de empleo se han perdido – ha tenido repercusiones particularmente agudas para muchas familias. READ MORE

Eliminar el crédito por trabajo pudiera aumentar el desempleo

noticel

Por: NotiCel
Publicado: 23/06/2014 07:00 pm

La eliminación del Crédito por Ingreso Devengado pudiera redundar en un aumento del desempleo y de la brecha de desigualdad en Puerto Rico, al afectar a casi medio millón de trabajadores que viven del salario mínimo o que reciben ingresos muy bajos.

(Archivo NotiCel)

La mayoría de las personas que trabajan por el salario mínimo viven bajo los niveles de pobreza. El crédito, creado en 2006, permite que aquellos trabajadores que devengan ingresos menores a $27,500 anuales reclamen un crédito reembolsable en su planilla de hasta $450. Para cientos de familias puertorriqueñas este reembolso es significativo, pues representaba el pago de la energía eléctrica, el agua, la casa, la escuela de sus hijos o la gasolina. Para alguien de salario mínimo representa dos semanas de trabajo.

En momentos en que el Centro para la Nueva Economía (CNE) iba a analizar el programa con la intención de que se aumentara el crédito para lograr que más trabajadores se insertaran en la economía formal, el Gobierno tomó la ruta contraria para ahorrar $124 millones del presupuesto del próximo año fiscal.

“En un momento tan crítico, en el que queremos y necesitamos fomentar la participación laboral en la economía formal, eliminar este crédito es contraproducente. Sería un incentivo más para dejar de trabajar y acogerse a las ayudas y asistencia gubernamental”, resaltó el director de política pública del CNE, Sergio Marxuach.

READ MORE

Gobierno propone eliminar el Crédito por Trabajo (infográfica)

infografica creditoXtrabajo

infografica 2

Gobierno no repartió $300 millones en estímulo federal para contribuyentes

noticel

Por: Laura M. Quintero
Publicado: 19/06/2014 05:09 am

En un informe trimestral de febrero de 2014, el Gobierno de Puerto Rico reconoció que la liquidez del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) pudiera verse afectada por la necesidad de devolver el saldo de $349 millones de fondos ARRA que no se otorgaron a las personas que trabajaban para los años contributivos 2009 y 2010.

(EFE)

Como parte de la Ley de Recuperación y Reinversión de Estados Unidos (ARRA, por sus siglas en inglés), en 2009 el Congreso de Estados Unidos aprobó el ‘Making Work Pay Credit’ para otorgar los créditos reembolsables de hasta $400 a las personas que trabajaban para los años fiscales 2009 y 2010.  El Departamento de Hacienda recibió un depósito a nivel federal de $1,200 millones en ese año para entregar el crédito a los trabajadores puertorriqueños. Sin embargo, uno de cada cuatro dólares nunca fueron desembolsados con el saldo de $349 millones en deuda al Departamento de Hacienda federal.

“¿Cómo es posible que una cuarta parte de los fondos nunca se utilizaron?”, cuestionó el economista Sergio Marxuach, del Centro para una Nueva Economía. “Este caso es emblemático de la falta de controles financieros que hay en el Gobierno”, analizó al revelar el dato durante una mesa redonda con la prensa, en la cual presentó el análisis del presupuesto recomendado para el año fiscal 2015. READ MORE

Crédito

some-462-million-americans-now-live-in-families-where-someone-is-working-but-earning-less-than-the

Por Miguel A. Soto Class

En estos tiempos de crisis fiscal es importante cortar. Pero más importante aún es no cortar lo importante.

Recientemente, en aras de atajar un pedazo de la crisis fiscal, el gobierno ha propuesto eliminar el llamado Crédito por Trabajo. El Crédito por Trabajo o Crédito por Ingreso Devengado es un mecanismo contributivo que le otorga un reembolso de hasta $400 anuales a los trabajadores de menos ingresos en la isla. Funciona como estímulo al trabajo y actúa como contrapeso a las perversiones que tuercen nuestro mercado laboral. El Crédito por Trabajo no solo suplementa el ingreso de estas personas, sino que incentiva su incorporación a la economía formal ya que exige se rindan planillas y se trabaje en el sector formal. Este tipo de iniciativa ha sido sumamente efectiva en Estados Unidos, Inglaterra, Suecia y Canadá en insertar a las personas que reciben ayudas gubernamentales en la fuerza laboral. La importancia del beneficio para el mercado laboral de Puerto Rico es enorme: casi medio millón de trabajadores – prácticamente la mitad de la fuerza trabajadora de la isla – participan del programa.

Para los que creemos en la reducción de la dependencia y el estímulo a la cultura del trabajo, la posible eliminación del programa resulta preocupante. Propuesto por el Centro para una Nueva Economía (CNE) en 2006 como una forma de atajar la pobreza, promover el trabajo, y estimular la economía formal, el programa fue apoyado por varias administraciones: fue implantado por el gobierno de Aníbal Acevedo Vilá y ampliado por el de Luis Fortuño. En un país donde sobran las diatribas y escasean los consensos, el Crédito por Trabajo coaguló un importante consenso bi-partita. Resulta desesperanzador que regresemos al punto cero, eliminando un mecanismo importante que estimula el trabajo en la economía formal. READ MORE

Castigo al trabajo

images

Efrén Rivera Ramos

La crisis no justifica que se adopte cualquier medida que se le ocurra a alguien para paliarla. Las propuestas requieren consideración detenida. Hay que cuidarse, también, de no equiparar la uniformidad con la equidad.

El “todos tienen que aportar” algo de justicia encierra. Pero, ¡ojo!, exigirles lo mismo a quienes están en condiciones desiguales resultará más oneroso para unos que para otros. Nos lo advirtió hace más de un siglo el Nobel de Literatura Anatole France, con su famoso aforismo: “La ley, en su majestuosa igualdad, le prohíbe al rico, al igual que al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar en las calles y robar pan”.

Eso parece estar ocurriendo con algunas de las propuestas para atajar la indudable crisis fiscal presente.

Tomemos como ejemplo el crédito contributivo por trabajo.

Se trata de una disposición que les permite a aquellas personas que devengan ingresos de su trabajo que no excedan de $27,500 anuales reclamar un crédito en su planilla hasta un máximo de $450. El beneficio consiste en enviarle al contribuyente la cantidad correspondiente mediante un cheque. Es distinto al reintegro que se le devuelve al que ha pagado en exceso. El reembolso se recibe aunque no se haya pagado de más. Es, pues, un ingreso adicional para los trabajadores más pobres al final del año contributivo. READ MORE

¿Primero la gente?

Columna-Soluciones

Por Sergio M. Marxuach

Mucho se ha hablado sobre la baja tasa de participación laboral en Puerto Rico. Esta discusión, por lo general, se ha enfocado en tres temas principales. Primero, el desempleo prologando ha producido un número significativo de trabajadores desalentados que ni siquiera están buscando trabajo. Segundo, algunos analistas han argumentado que el nivel relativamente alto de las transferencias federales, iguales a aproximadamente el 40% del ingreso personal en la isla —casi el doble de la proporción en los Estados Unidos—desincentiva la participación laboral en la economía formal. Y, tercero, la existencia de una enorme economía informal, tanto legal como ilegal, desalienta el trabajo formal.

En este debate, sin embargo, no se ha analizado con detenimiento el impacto del sistema contributivo en el mercado laboral y las repercusiones para las familias pobres que trabajan. Esto es un asunto medular para el desarrollo económico de Puerto Rico, ya que nuestro sistema impositivo actual penaliza a los trabajadores, especialmente en los niveles más bajos de la escala salarial, e incentiva el sector informal de la economía.

En Puerto Rico una persona, digamos, María Pérez, una madre soltera con 2 hijos que trabaja cuarenta horas semanales ganándose el salario mínimo de $7.25 por hora devengará ingresos semanales de $290. Si María trabajara 52 semanas al año, su ingreso anual sería de $15,080 y no cualificaría para la mayoría de los programas suplementarios como el PAN. Esto antes de tomar en cuenta las retenciones requeridas por ley por concepto del seguro social y otros programas. Si le parece increíble que en Puerto Rico hay personas trabajando a tiempo completo por poco más de $1,000 mensuales, más chocante es el hecho de que esa cantidad de ingresos está sustancialmente por debajo del nivel de pobreza federal para una familia de tres personas ($19,790 en el 2014). Por tanto, la decisión de María y de muchas otras personas que devengan bajos ingresos, de salirse del mercado laboral formal, solicitar ayudas al gobierno y trabajar en la economía informal, es racional desde una perspectiva económica.

READ MORE

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: