Crónica del endeudamiento en el siglo 21

Businessman holding up a dollar sign

Por: Sergio M. Marxuach

Desde el año fiscal 2000, la deuda pública de Puerto Rico ha incrementado vertiginosamente tanto en términos absolutos como en términos relativos al tamaño de la economía. Al finalizar el año fiscal 2000, la deuda pública total de Puerto Rico sumaba $24,200 millones, mientras que al 31 de julio de 2014 sumaba $71,435 millones, un aumento de $47,235 millones, o un 195%. Durante este periodo el endeudamiento público de la isla creció a una tasa anual compuesta de 8.04%.

El peso de esa deuda se está dejando sentir. El presupuesto consolidado para el año fiscal en curso incluye $4,552 millones (16.2% del total) para el servicio de la deuda, en comparación con $3,408 millones para el Departamento de Educación; $2,223 millones para Mi Salud; $1,503 millones para la UPR; $1,190 millones (4.2% del total) para mejoras permanentes; y $848 millones para la Policía de Puerto Rico.

Por otro lado, el Producto Nacional Bruto (“PNB”), a precios corrientes, incrementó de $41,400 millones en el 2000, a unos $70,740 millones al finalizar el año fiscal 2013, un aumento de $29,340 millones, o un 71%. Durante este periodo el PNB de la isla creció a una tasa anual compuesta de 4.2%. READ MORE

Estados financieros del ELA

Por: Sergio M. Marxuach
Director de Política Pública
Centro para una Nueva Economía

El gobierno ha publicado recientemente el informe anual con sus estados financieros consolidados. Este informe era anteriormente conocido por sus siglas en inglés como el CAFR (Comprehensive Annual Financial Report). El más reciente es titulado Basic Financial Statements and Required Supplementary Information debido a unos cambios técnicos en la manera de contabilizar algunas actividades y a la omisión de algunas secciones. Este informe es preparado por el Departamento de Hacienda y auditado por la firma de auditores externos KPMG LLP, tiene fecha de 30 de junio de 2014 y corresponde al año fiscal que terminó el 30 de junio de 2013.

1. Organización de los Estados Financieros del Gobierno

En términos generales, los estados financieros del gobierno consisten de cuatro componentes básicos:

(1) los estados financieros correspondientes a las actividades gubernamentales (Government-wide Financial Statements);
(2) los estados financieros de los fondos del gobierno (Fund Financial Statements);
(3) los estados financieros de los fondos fiduciarios (Fidiciary Fund Financial Statements) ;y
(4) las notas a los estados financieros.

Los estados financieros de las actividades gubernamentales, a su vez, contienen dos tipos de informes:

(1) el Estado de Situación del Patrimonio Neto (Statement of Net Position), que es análogo al estado de situación (balance sheet) de una entidad privada; y
(2) el Estado de Resultados (Statement of Activities), que es análogo al estado de ganancias y pérdidas (income statement) de una entidad privada.

Cada uno de estos informes—el Estado de Situación del Patrimonio Neto y el Estado de Resultados—a su vez, contiene secciones separadas para tres tipos diferentes de actividades gubernamentales. READ MORE

El presupuesto y el becerro de oro

budget_cuts

Por: Sergio M. Marxuach
Director de Política Pública
Centro para una Nueva Economía

El Centro para una Nueva Economía lleva ocho años analizando el presupuesto anual del gobierno de Puerto Rico. Sin duda, el presupuesto recomendado para el año fiscal 2015 es el más complicado que hemos examinado. La metáfora que utilizaría para describir este presupuesto sería una bizantina telaraña, tejida por algún personaje fantástico ideado por Borges o Cortázar, a través de la cual se conectan múltiples impuestos nuevos, dudosos ahorros y etéreas medidas de “eficiencia” gubernamental.

El lado de los recaudos incluye un enjambre de medidas impositivas nuevas, muchas de ellas no recurrentes, que se han diseñado a última hora con poco análisis y menos estudio, para “cuadrar” el presupuesto. Para ser justos, el gobierno ha anunciado una abarcadora reforma contributiva para finales de este año. Habrá que esperar hasta entonces para analizar más a fondo el sistema impositivo del país.

Por el lado de los “ajustes” se han incluido medidas que resulta difícil categorizarlas como “recortes o ahorros”. Por ejemplo, $267 millones que serán “aportados por entidades fuera del fondo general”, en realidad ciertas corporaciones públicas, para cubrir gastos del gobierno central. Eso no es un ahorro, eso es un financiamiento disfrazado.

El espectáculo de ver a tantos oficiales gubernamentales corriendo de un lado para otro, improvisando para lograr ese elusivo “cuadre” presupuestario, nos hace pensar que hemos perdido de vista algunos principios fundamentales. El presupuesto asigna los recursos financieros que aportamos todos para lograr una determinada concepción del bien común. ¿Quién, en medio de este caos, está pensando en lograr ese bien común? READ MORE

Presupuesto

saving-money-spending-fast

Por: Jennifer Wolff

Cuadrar el presupuesto anual del gobierno de Puerto Rico se ha convertido en un ejercicio similar al de Sísifo, aquel personaje mitológico condenado a cargar un enorme peñón hasta el tope de una montaña por toda la eternidad. Hay que reconocer el esfuerzo por cortar grasa y buscar ingresos con el propósito de reestablecer (aunque sea un poquito) la confianza de las firmas acreditadoras en nuestra capacidad para poner la casa en orden. Sin embargo, a pesar de los avances en indicadores muy importantes, la magnitud de la meta de balancear el presupuesto parece rebasar los esfuerzos por alcanzarla.

Todos los años el Centro para una Nuevo Economía (CNE) analiza el presupuesto gubernamental utilizando 10 variables. En muchos, ha habido logros significativos: el presupuesto consolidado para el 2015 será apenas .9% mayor que el del 2011, mientras que los ingresos del Fondo General habrán logrado incrementarse por poco más de 23%. La proporción del Fondo General destinada a pagar la nómina habrá disminuido significativamente (de 45% en 2011 a un 36% para el 2015); el uso de fondos no-recurrentes para cuadrar el presupuesto se habrá reducido dramáticamente (de 15% este año fiscal a menos del 6% el próximo); y la magnitud del déficit estructural se habrá recortado en la monumental proporción de 54% en apenas cuatro años (la mayor parte entre el año fiscal que termina ahora y el próximo que comienza: un verdadero tratamiento de ‘shock’).

Sin embargo, a pesar de la creciente (y tortuosa) disciplina fiscal, la meta de lograr que el presupuesto quede balanceado estructuralmente – esto es, que los gastos correspondan estrictamente a los ingresos recurrentes en los que se puede depender año tras año – parece ser (como para Sísifo) una meta cada vez más inalcanzable. El CNE calcula que para el próximo año fiscal el déficit estructural estará todavía en el orden de $ 578 millones. La razón es que el espiral de endeudamiento de estas décadas fue monumental: desde el 2000 hasta el 2014, la deuda pública creció 200%, mientras que el Producto Nacional Bruto creció apenas un 75%. READ MORE

Inalcanzable el balance presupuestario

el-vocero-logo

Así lo estiman analistas económicos ante la baja en ingresos y las medidas del gobierno

presupuesto60p

Suministrada.
Por Carlos Antonio Otero, EL VOCERO

La intención del gobierno de Puerto Rico de pagar los intereses de la histórica emisión de $3,500 millones por los próximos dos años con la misma transacción, plantea que el presupuesto 2015 no será uno estructuralmente balanceado.

Así se desprende de un informe de la firma Nuveen Investment, fechado en marzo 2014, el mismo mes cuando salió la emisión, en el cual se indica que “un presupuesto que se basa en los bonos para pagar parcialmente el servicio de la deuda en sus vencimientos, por definición, no es un presupuesto estructuralmente balanceado”.

El informe “Puerto Rico’s $3.5 Billion GO Deal: Cure or Symptom?”, destaca que la intención del gobierno es utilizar $422.7 millones de la emisión para pagar los intereses correspondientes a 2014 y 2015. Y agrega que “presupuestos estructuralmente equilibrados generalmente cuentan con ingresos recurrentes suficientes para cubrir los gastos recurrentes”.

“Por lo tanto, en virtud de destinar $269.8 millones de los bonos para el año fiscal 2015 al servicio de la deuda, Puerto Rico ya ha dejado de cumplir con su promesa de un presupuesto equilibrado en el año fiscal 2015”, es parte del análisis de la firma de inversiones, y sostiene que la promesa de los funcionarios puertorriqueños mientras mercadeaban los bonos entre inversores era que tendrán un presupuesto balanceado.

Si se destina ese dinero para pagar intereses, entonces hacia el 2016 no está claro de dónde saldrán los fondos para cumplir con las obligaciones, señaló Sergio Marxuach, director de Política Pública del Centro Para la Nueva Economía (CNE). READ MORE

Se acabó la fiesta

Tomada de donlinscott.com

Tomada de donlinscott.com

 

Por Sergio M. Marxuach

“Esta columna se publicó originalmente el 31 de diciembre de 2013.  Sin embargo, creemos que es importante volverla a publicar hoy, después del mensaje de presupuesto del gobernador, ya que provee el contexto histórico de la crisis que estamos viviendo y sufriendo todos los puertorriqueños.   Las decisiones difíciles que tenemos que tomar hoy son la consecuencia directa de varias décadas de mala administración.  No surgen de la nada ni de un vacío.  Además, la situación ha empeorado desde diciembre: el crédito de Puerto Rico fue degradado a nivel especulativo en febrero, la deuda ha aumentado a mas de $72,000 millones, y la economía sigue en contracción. Todo esto significa que Puerto Rico enfrenta varios años más de decisiones difíciles antes de poder declarar que hemos superado nuestros problemas fiscales.”

Por mucho tiempo, a nadie le importó el precio de los bonos de Puerto Rico, ni las tasas de interés que pagaríamos, ni las comisiones que cobraban los banqueros, ni en qué se iba a gastar ese dinero, ni como lo íbamos a repagar. En verdad, nada le importaba a nadie mientras había dinero. La economía estaba creciendo, el dinero fluía, se estaba “haciendo obra”.  Por otro lado, los banqueros nos aseguraban que la “calle pedía papel”, como si estuvieran hablando de libras de pan.

La decadencia comenzó allá por la década de los setenta. En respuesta a la crisis global, aumentaron las transferencias federales, la nómina pública, y la deuda gubernamental.  Se consiguió la sección 936. Eso fue suficiente para revivir la economía por unos 25 años más y posponer reformas estructurales, dolorosas, difíciles de explicar.  Procedimos entonces a gastar millones en pabellones en Sevilla, en celebraciones del quinto centenario, en juegos centroamericanos en Ponce y Mayagüez, en campañas publicitarias, en contratos de asesores y consultores, en baile, botella y baraja, en faraónicas estaciones de tren, en acueductos, coliseos y natatorios de escala romana. READ MORE

Inevitable otra cirugía fiscal

El_Nuevo_Dia

El CNE insiste en reformas profundas al aparato público

Por Joanisabel González / joanisabel.gonzalez@elnuevodia.com

sergio mike el nuevo dia

Sergio Marxuach y Mike Soto, del CNE. (ANA.ABRUNA@GFRMEDIA.COM)

A Puerto Rico puede tomarle entre cuatro y seis años despojarse del grado especulativo que le asignó Standard & Poor’s esta semana, explicó ayer el director de Política Pública del Centro para Una Nueva Economía (CNE), Sergio Marxuach.

Según Marxuach, ese fue el tiempo aproximado que le tomó a la ciudad de Nueva York, a Filadelfia y a la capital federal, Washington, DC, superar sus respectivas degradaciones. Y para lograrlo, estas jurisdicciones se vieron forzadas a tomar medidas drásticas como otorgar a una junta de control financiero la facultad de revocar contratos y hasta las decisiones de funcionarios electos como alcaldes y legisladores municipales.

Marxuach dijo que el cuadro fiscal de la Isla es tan delicado que aplicar un severo plan de ajuste fiscal parece ser la única alternativa para Puerto Rico. En especial, porque el liderato político o empresarial “no debe esperar” un rescate del gobierno federal estadounidense.

En el 2006, el CNE divulgó un reporte acerca de las medidas que sacaron a La Gran Manzana, Filadelfia y a la capital federal de sus líos presupuestarios y crediticios. El organismo reiteró ayer que esas recomendaciones deben considerarse y aplicarse, de ser el caso, dijo Marxuach.

“Hay que decidir qué funciones del Gobierno son esenciales y cuáles no y modificarlas”, manifestó el investigador. “Creo que habrá que reestructurar la deuda de corporaciones como la Autoridad de Energía Eléctrica, Carreteras y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados”, subrayó.

En paralelo, Marxuach sostuvo que la banca local parece será la llamada a proveer liquidez al Gobierno, mientras también se desarrollo un plan que encamine la economía de la Isla en largo plazo.

El CNE revivió las recomendaciones para el torniquete fiscal al tiempo que planteaba que a juzgar por los informes y declaraciones de la casa acreditadora, la posición de liquidez del BGF “está más débil de lo que se nos ha hecho creer”.

“Hay que empezar a actuar para Puerto Rico y no para grupos con visión de corto plazo y visión financiera”, agregó por su parte, Miguel Soto-Class, fundador del CNE.

“Ahora van a aparecer muchos grupos y personas que van a decir que tienen las ideas para arreglar esto. Me parece que en estos momentos, no hay espacio para los aficionados”, sentenció.

Movida arriesgada regresar a los mercados

el-vocero-logo

Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO
Sergio Marxuach, director de política pública del Centro para una Nueva Economía (CNE) sostuvo, que regresar al mercado de bonos como una estrategia para colocar millones de dólares a un interés de 9% o más reflejaría un trato de chatarra al país

SERGIO_MARXUACH__4

EL VOCERO / Archivo

Sergio Marxuach, director de política pública del Centro para una Nueva Economía (CNE) sostuvo, que regresar al mercado de bonos como una estrategia para colocar millones de dólares a un interés de 9% o más reflejaría un trato de chatarra al país; al igual que acudir para luego retirar la transacción denotaría que la Isla no tiene acceso a los mercados, lo que pudiese repercutir en una degradación del crédito de Puerto Rico.

“Habría que ver porque se regresa al mercado de bonos. Si uno acude, es porque necesita dinero para obras o refinanciar deuda, pero ir para tratar de demostrar que se puede tomar prestado no tiene sentido alguno. En la Isla, refinanciar la deuda ha sido recurrente, pero es el peor uso que se le puede dar. Lo ideal es que sea para hacer obras y no para pagar deuda vieja”, afirmó Marxuach. READ MORE

Deuda Pública y Mejoras Permanentes

Proveer una infraestructura adecuada, que fomente y facilite el desarrollo económico, es una de las funciones básicas de cualquier gobierno moderno.  La inversión pública en activos con una vida útil relativamente larga, tales como carreteras, puertos, aeropuertos, ferrocarriles, hospitales, escuelas, plantas generadoras de electricidad, represas, plantas de tratamiento de aguas, y líneas de transmisión y distribución de electricidad, entre otros, es beneficiosa para el desarrollo económico por múltiples razones.

READ MORE

Deuda per cápita en Puerto Rico en dólares

click here to download this document 062407deudapercapita

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: