Castigo al trabajo

Por: Efrén Rivera Ramos

La crisis no justifica que se adopte cualquier medida que se le ocurra a alguien para paliarla. Las propuestas requieren consideración detenida. Hay que cuidarse, también, de no equiparar la uniformidad con la equidad.

El “todos tienen que aportar” algo de justicia encierra. Pero, ¡ojo!, exigirles lo mismo a quienes están en condiciones desiguales resultará más oneroso para unos que para otros. Nos lo advirtió hace más de un siglo el Nobel de Literatura Anatole France, con su famoso aforismo: “La ley, en su majestuosa igualdad, le prohíbe al rico, al igual que al pobre, dormir bajo los puentes, mendigar en las calles y robar pan”.

Eso parece estar ocurriendo con algunas de las propuestas para atajar la indudable crisis fiscal presente.

Tomemos como ejemplo el crédito contributivo por trabajo.

Se trata de una disposición que les permite a aquellas personas que devengan ingresos de su trabajo que no excedan de $27,500 anuales reclamar un crédito en su planilla hasta un máximo de $450. El beneficio consiste en enviarle al contribuyente la cantidad correspondiente mediante un cheque. Es distinto al reintegro que se le devuelve al que ha pagado en exceso. El reembolso se recibe aunque no se haya pagado de más. Es, pues, un ingreso adicional para los trabajadores más pobres al final del año contributivo. Continue reading “Castigo al trabajo”

La difícil ruta hacia el desarrollo del Caño

martin-life

Por Deepak Lamba Nieves

Según nuestro mito desarrollista, Puerto Rico salió de las tinieblas económicas a mediados del Siglo XX gracias al esfuerzo de un grupo de líderes visionarios que se dieron a la tarea de reconstruir “la casa pobre del Caribe”.

En numerosas instancias, especialmente cuando la moral colectiva se percibe en decadencia, se repasan los testimonios del cambio que vivió el país y cómo los arquitectos del progreso isleño lograron reducir la pobreza extrema, atajar los arrabales y fomentar capacidades industriales.

Pero, para muchas comunidades pobres, el progreso que se profesa en el consabido mantra de autoayuda nacional se tardó en llegar o se perdió en el camino. Más de medio siglo después de que se les abrió paso al desarrollo, miles de familias cuentan otras historias de supervivencia socioeconómica mientras siguen descifrando soluciones a sus complicadas condiciones y sudan la gota gorda para que algún día se les incluya en los recuentos oficiales de prosperidad. Continue reading “La difícil ruta hacia el desarrollo del Caño”

Las estadísticas hablan: Puerto Rico camino a ser el “Detroit del Caribe”

noticel

Por: Laura M. Quintero
Publicado: 14/09/2013 01:00 pm

El economista Sergio Marxuach advirtió que si no se cambia radicalmente la forma de hacer las cosas, Puerto Rico se convertirá en “el Detroit del Caribe”: una ciudad en quiebra con altos niveles de pobreza y un gobierno disfuncional. Sus expresiones no son alarmistas, sino el reflejo de lo que vienen señalando las estadísticas desde hace varios años y que el Centro para la Nueva Economía detalló esta semana en su blog. Continue reading “Las estadísticas hablan: Puerto Rico camino a ser el “Detroit del Caribe””

Más pobres y más PAN en la Isla

 

El_Nuevo_Dia

http://www.elnuevodia.com/maspobresymaspanenlaisla-1372815.html

 

Llegan a $2,056 millones los fondos del PAN, $400 millones más que los del 2008

Por José A. Delgado / jdelgado@elnuevodia.com

WASHINGTON – En este cuatrienio, los residentes de Puerto Rico se han hecho más pobres y más dependientes de programas federales de asistencia social, según informes oficiales.

Solo entre enero de 2009 y junio de 2011, el total de beneficiarios del Programa de Asistencia Nutricional (PAN) aumentó en casi 116,000 familias -de 553,172 a 648,870-, de acuerdo con el Departamento de la Familia.

El incremento en los beneficiarios y las asignaciones del PAN coincide con un aumento de casi $3,000 millones en las transferencias federales a individuos entre 2008 y 2011, cuando se elevaron a $15,580 millones, así como con nuevos datos del Censo que indican que el 45.6% de la población vivía bajo el nivel de pobreza federal en 2011, 0.6% más que en 2010. Continue reading “Más pobres y más PAN en la Isla”

Bizcocho

Durante uno de mis veranos de universidad, conseguí un trabajo en Inglaterra y viví allí con una familia de Londres por esos meses. Fue interesante conocer una nueva cultura y aprender nuevas costumbres. Entre todas, una de las costumbres de la familia nunca se me ha olvidado. La señora de la casa me enseño una regla que ella tenía para sus dos hijos. La misma consistía en que a la hora del postre, uno de los hijos cortaba el bizcocho y el otro escogía el pedazo que quería. Era una manera ingeniosa de evitar peleas y de ser equitativa en la repartición de bienes, ya que el que cortaba o dividía tenía incentivo de ser justo, pues de cortar un pedazo más grande que otro, sería el otro hermano el que se beneficiaría.

En días recientes he pensado mucha en esta curiosa estrategia pues se ha desatado en Puerto Rico una discusión entre hermanos sobre la repartición del bizcocho. Ha sido interesante ver la reacción a nuestra crisis económica de diferentes perspectivas. No recuerdo haber experimentado una diferencia de opinión tan marcada como la que ha generado la recesión económica de Puerto Rico y sus efectos. Continue reading “Bizcocho”

The Bankrupt Economy

In 1985 the Johns Hopkins University Press published a book by Richard Weisskoff entitled Factories and Food Stamps: The Puerto Rico Model of Development.  The book, as you can deduce from the title, is a withering critique of the Puerto Rican economic development model.  For Weisskoff, Puerto Rico was “the prototypical industrial colony, the archetypal case of the highest stage of development toward which many other Third World economies are moving.  Its economy is open and dependent: open to both imports and exports; dependent on flows of foreign capital, government aid, and on the intangible methods, such as technology, consumption styles, and even wage levels for certain occupations.”

Needless to say, economic development under this model is unavoidably limited.  Moreover, the limitation arises from, and is the inevitable consequence of, the structure of the economy; it is not merely the product of cyclical or temporary setbacks.  The main limitation to development arises from what Weisskoff called the “hollowness” of the Puerto Rican economy.  In that kind of an economy, both production and consumption are dominated by the foreign sector.  The production of goods for export is dependent on “imported capital, imported investment, imported raw materials, imported technology, and imported spare parts.”  Thus, most of the income derived from the manufacturing and sale of exports accrues to and is repatriated by absentee owners, with little impact on the local economy. Continue reading “The Bankrupt Economy”