Una mirada profunda a la complejidad migratoria

foto migracion

Por: Deepak Lamba Nieves

Resulta extraño que en un país donde escasean la producción y divulgación de cifras necesarias y fiables exista una especie de obsesión con ciertos números. Más aún si el tema sobre el cual se contabiliza es uno espinoso, que levanta roncha e incomoda con facilidad como el de la migración boricua al extranjero.

Desde que el Buró del Censo declaró que Puerto Rico era una de dos jurisdicciones “estatales” encuestadas que habían perdido población durante la primera década del siglo, se desató una fascinación con computar el éxodo. El entusiasmo estadístico le abrió paso rápidamente a la confección de estribillos escandalosos y dramáticos que sirvieron para acentuar y darles calor a las frías cifras. Entre los más populares y terriblemente caricaturescos del catálogo se encuentran: “Gueto de viejos y pobres”, “un pueblo desangrado” y “fuga de cerebros”. La fórmula editorial funcionó, hasta cierto punto. Los cálculos y las frases trilladas alarmaron a las masas, generaron sensación y, más importante aún, ayudaron a engordar el morbo y los “ratings”. A pesar de sus éxitos relativos, el ejercicio no logró uno de los cometidos más necesarios: abrirle paso a una conversación seria sobre la complejidad de la migración isleña contemporánea. Sin lugar a dudas, diversas fuentes apuntan a que el número de personas que han decidido emigrar desde la isla hacia otras latitudes ha aumentado considerablemente durante casi una década, y a un paso más rápido que los que vienen de retorno o por vez primera. Con poco espacio para la ambigüedad, los datos indican que estamos ante una nueva ola migratoria, distinta a los otros grandes traslados que se dieron en las décadas del 1950 y 1960. Hasta ahí estamos casi todos en sintonía. No obstante, tan pronto pasamos de la descripción al análisis es que el asunto se complica. READ MORE

Cuesta arriba recuperar la confianza

el-vocero-logo
Por Ileanexis Vera Rosado, EL VOCERO –
Cerca de una década le tocará a Puerto Rico alcanzar un mejor grado de inversión, según el análisis del economista Sergio M. Marxuach, director de Política Pública en el Centro para una Nueva Economía (CNE).

Marxuach sostuvo que es muy difícil predecir  hasta cuándo se extenderá la recesión económica, no obstante al analizar las crisis de estados como Nueva York, Filadelfia y Washington, que tomaron aproximadamente seis años en recuperar su grado de inversión, entiende que a la Isla le podría tomar entre cinco a siete años más.

Destacó que al revisar la historia más reciente, la situación económica que vive la Isla se veía venir hace tiempo pero no se hizo nada para evitarlo, por lo cual no queda otra opción que pagar las consecuencias luego de varias décadas de mala administración.

Uno de los planteamientos señalados hace mucho tiempo por el CNE fue precisamente la situación de las corporaciones públicas, principalmente la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), la cual entiende ha empeorado marcadamente su situación al no poder cumplir con sus bonistas por primera vez en su historia.
READ MORE

Golpea a la economía la fuga de talentos

El_Nuevo_Dia
29 sep. 2013
El Nuevo Día
POR MARIAN DÍAZ
mdiaz1@elnuevodia.com

Puerto Rico podría dejar de recibir $2,000 millones en esta década

El fenómeno de la migración ha sido una constante en la evolución socio económica de Puerto Rico. En varias instancias desde principios del siglo pasado ese movimiento ha sido provocado por el propio gobierno, y en particular entre los años 1947 al 1964, cuando comenzó a implantarse el modelo económico Manos a la Obra, que llevó a más de 600,000 boricuas a partir de la Isla rumbo a los Estados Unidos. Precisamente, en ese periodo la Isla registró el mayor crecimiento económico de su historia.
Sin embargo, el éxodo de puertorriqueños en los últimos años, lejos de ayudar a resolver la difícil situación económica actual, podría complicarla, según algunos economistas y expertos en el tema migratorio. Esto debido a que la mayoría de los que se están yendo son profesionales y personas productivas.

READ MORE

Boston y las causas del terror

Boston Strong

Por Deepak Lamba-Nieves

Boston Strong” es una frase que representa la fuerza con la que residentes y víctimas se enfrentan a las consecuencias de los horrendos bombazos y el porte de una ciudad que se resiste a ser la favorita de todos. Cinco años transitando por sus vecindarios y aprendiendo de su gente me han servido para entender que es un territorio tenaz, difícil de roer. El ataque terrorista que dejó cientos de heridos y le segó la vida a un puñado de personas ha puesto a prueba esta reputación, pero la ciudad ha sacado pecho mientras se levanta de un golpe fuerte que se quiere entender como una lesión leve, tomando en cuenta el ánimo y la bravura de los pobladores. READ MORE

La ceguera del mito migratorio

ip_management_software_data_migration
Recientemente, este diario publicó unas noticias de portada que revelan datos alarmantes: el éxodo boricua durante la pasada década, principalmente hacia latitudes norteñas, le ha costado al país al menos $3,000 millones. Según el análisis citado, realizado por un amigo economista, de no haberse ido tanta gente, la carga de la deuda pública por persona sería menos pesada.

Para el beneficio de los lectores menos despiertos, una de las conclusiones obligadas está plasmada en la cara del periódico: “La emigración de 576,000 puertorriqueños productivos desangra la economía del país”.

Luego de que la oficina del Censo de los Estados Unidos determinó que Puerto Rico y Michigan eran las únicas jurisdicciones que habían perdido población durante la pasada década, y a raíz de varios informes preparados por del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, el migrante está, una vez más, en el paredón de fusilamiento de la opinión pública. A pesar de la gran cantidad de libros, ensayos, columnas, poemas y canciones que se han redactado sobre el vaivén isleño, que ilustran un cuadro complejo sobre la relación dinámica y fructífera que ha existido entre los que se van y los que se quedan, las acusaciones persisten. READ MORE

El reto transnacional

Casi cinco años después de que comenzó nuestra más reciente y profunda recesión económica, en marzo de 2011, la oficina del Censo de los Estados Unidos anunció que Puerto Rico y Michigan eran las únicas dos jurisdicciones que habían registrado una fuga poblacional entre el año 2000 y el 2010. Más sal para nuestras heridas, cortesía de la metrópoli.

READ MORE

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: