The Threefold Challenge to the Puerto Rican Economy

The Puerto Rican economy is simultaneously recovering from three systemic shocks: the COVID-19 pandemic, the considerable damage inflicted by Hurricanes Irma and Maria, and the upcoming creditor’s vote on the Plan of Adjustment negotiated by the FOMB.

Taking Stock of Puerto Rico’s Reconstruction Process

It has been about three years and eight months since Hurricane Maria struck Puerto Rico on September 20, 2017. It is a good time as any, to take stock of the post-storm reconstruction and recovery process as we approach the beginning of yet another hurricane season in the Atlantic Ocean.

Oversight or Punishment?

Last week, the Office of the Inspector General of the HUD released a 45-page report which detailed the multiple instances when the political leadership in OMB, a critical control center within the Executive Office of the President, purposefully delayed processes to release disaster aid.

Recomendaciones al Gobernador de Puerto Rico

Puerto Rico atraviesa por la situación más difícil que ha enfrentado en medio siglo y la complejidad de la coyuntura actual requiere que se establezcan prioridades claras de trabajo. En este memorando al gobernador identificamos cuáles deben ser las prioridades de trabajo para la nueva administración y ofrecemos recomendaciones sobre cómo atenderlas.

Y la reconstrucción, ¿pa’ cuándo?

Han pasado más de tres años desde que los huracanes Irma y María nos azotaron sin piedad, y todavía la reconstrucción posdesastre parece una promesa lejana y sin cumplir.

El que mucho promete, mucho olvida

En un momento tan doloroso como este, en el que el mundo experimenta semejante pandemia, vale recordar que Puerto Rico atraviesa una situación aún más delicada. Hay toda una generación en la isla que solo conoce la palabra “crisis”.

El Censo 2020: la importancia de hacernos contar

A estas alturas del juego, no nos debe sorprender la enorme desconfianza que tenemos los puertorriqueños con el gobierno estatal y federal. Ambos nos han fallado en grande, y mucho de eso se manifiesta en nuestra bajísima tasa de participación en el Censo Decenal – un cuestionario del censo que, desde el 1910, realiza el gobierno federal en Puerto Rico cada diez años para medir nuestra población y otros importantes aspectos demográficos.