Espacios

photo(13)

Por Miguel A. Soto Class

El viernes pasado celebramos una de las conferencia anuales más especiales del Centro para Una Nueva Economía. Fue especial por tener como orador principal a al profesor Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía. También, presentamos por primera vez ante un público una nueva ampliación de nuestro trabajo; una iniciativa que hemos llamado, Espacios Abiertos, y que busca fortalecer las capacidades ciudadanas de nuestro Pueblo. Y finalmente, fue especial porque por la mañana llevamos al Profesor Stiglitz a la Universidad de Puerto Rico donde más de dos mil estudiantes tuvieron la oportunidad de escucharlo. Ambos eventos estuvieron abiertos al público, como es la costumbre en las conferencias de CNE, y los allí presentes asistieron por su iniciativa e interés de ser parte del diálogo. READ MORE

CNE-led coalition gets $1.9 million from Open Society to spur local progress

images-4

By CB Online Staff
cbnews@caribbeanbusinesspr.com; cbprdigital@gmail.com

A coalition of Puerto Rico nonprofits headed by the Center for a New Economy will get $1.9 million over two years to bring about lasting local change, the Open Society Foundations announced Thursday.

Buffalo and San Diego will also get $1.9 million each under the new Open Places Initiative, which aims to increase the ability of communities to work together to secure greater justice and opportunity for their residents.The foundation anticipates funding the sites for at least three years and, in some sites, as long as ten years.

The Open Society Foundations noted an “urgent need” to strengthen the civic sector on an “island facing very difficult social and economic situations, high unemployment, and very low labor participation rates.” READ MORE

La economía del conocimiento y la sociedad abierta

open_padlock_with_ke_450

Por Sergio M. Marxuach

La necesidad de que Puerto Rico comience una transición hacia una economía basada en el conocimiento y la producción de ideas se ha estado discutiendo recientemente en el foro público. Para lograr esa transición se requieren, entre otras cosas, políticas públicas que fomenten la generación del conocimiento; escuelas y universidades con currículos modernos que enfaticen el pensamiento crítico; e instituciones que protejan y fomenten la creación de nuevo conocimiento.

Además de todo lo anterior, también es necesario, en nuestra opinión, que Puerto Rico se transforme en una sociedad abierta. Este concepto se asocia tradicionalmente con el filósofo Karl Popper y su libro The Open Society and its Enemies, publicado en 1945. Popper estaba escribiendo, en parte, en respuesta al desarrollo de sociedades totalitarias, tanto de izquierda como de derecha, durante la primera mitad del siglo 20 y que eran el producto de epistemologías deterministas que intentaban demostrar que la historia de la humanidad evolucionaba de acuerdo con unas leyes universales que solo un pequeño grupo de ilustrados lograban descifrar. READ MORE

Buenas noticias

Basic RGB
Por Miguel A. Soto Class

Cuando fundamos el Centro para Una Nueva Economía en el 1998, uno de los propósitos principales era crear una institución que no era ni parte del gobierno ni una entidad del sector privado motivada por lucro. La idea era que Puerto Rico necesitaba un ente independiente que proveyera un balance entre las motivaciones partidistas y cortoplacistas del Gobierno y las agendas comerciales del sector de negocios.

Económicamente logramos desarrollar esa institución y, por quince años, CNE ha sido una institución de amplia credibilidad e influencia en el ámbito de política pública.  Sin embargo, si realmente aspiramos a una sociedad más democrática, hay espacios, más allá del económico, que hay que impactar.

Decía Mahatma Ghandi que la democracia no es un asunto de formas sino de actitud.  Actitud porque la democracia no se trata simplemente de elecciones o instituciones de gobierno, sino de la manera en la que cada uno de nosotros se relaciona con el poder, y la manera en la que el poder actúa frente a nosotros.

Pienso en esa máxima de Ghandi al mirar los desafíos que los retos económicos que enfrentamos le imponen a nuestra sociedad: reactivar una economía estancada, solventar un sistema fiscal quebrado, y recomponer una fibra social fragmentada requiere mucho más que planes de inversión o estudios actuariales. Y es que el tema económico va de la mano del social, y este a su vez, se fundamenta en la capacidad cívica que como sociedad podamos articular para hacerle frente a las decisiones difíciles, compartir sacrificios y responsabilidades,  y sobre todo, tejer redes de confianza y solidaridad de cara al futuro.

Lo que quiero decir es que la coyuntura actual no solo requiere que repensemos nuestra estructura económica y fiscal:  requiere que redefinamos el significado de nuestra democracia interna y cómo la vivimos como pueblo.  Un legado perverso de siglos ha hecho que nuestras instituciones gubernamentales sean paternalistas, que se desincentive la acción cívica independiente, mientras se fomenta el clientelismo y la dependencia al aparato político-partidista.  El ‘enchufe’ individual y la conexión con un padrino muchas veces puede más que la petición justa a través de los canales oficiales. Y la opacidad del sistema, la renuencia a abrir la información al escrutinio público, no solo coarta el debate informado y la participación activa de importantes sectores sino que muchas veces le impone la carga de los platos rotos a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad.

Es por esto que en el Centro para una Nueva Economía nos hemos embarcado en una nueva iniciativa que nos lleva más allá de nuestro ámbito usual de acción como ´think tank´ o tanque de ideas de temas económicos y política pública.  Los tiempos convulsos requieren medidas atrevidas y hemos aceptado la invitación del Open Society Foundations para promover el desarrollo económico amplio, el acceso a la justicia y una cultura de transpariencia en Puerto Rico.  Ahora, además de pensar en la economía, vamos a ayudar a fortalecer las prácticas participativas en la Isla. Vamos a trabajar, junto a muchas organizaciones que han aceptado colaborar con nosotros en este esfuerzo, como el Centro de Periodismo Investigativo, el ACLU y la Clínica de Asistencia Legal de la UPR, para desarrollar la capacidad de los individuos, las comunidades y las organizaciones no gubernamentales para relacionarse de una manera más efectiva con el Gobierno y con otros grupos. Queremos ayudar a lograr más transparencia en el Gobierno, más acceso a la justicia, más participación ciudadana en los asuntos públicos, más equidad económica y social, y nuevas formas de reivindicación social.  Porque creemos que no puede haber reactivación de nuestra economía sin un cambio sistémico que aumente y fortalezca la capacidad cívica de Puerto Rico.

Y eso representa algo que hace tiempo no tenemos: buenas noticias para Puerto Rico.

 

El autor es el presidente del Centro para una Nueva Economía.

Open Society Taps Three Sites to Spur Local Progress

Yahoo_News_Logo_200w

Support from the Foundation Expected to Last from Three to Ten Years

NEW YORK, Jan. 16, 2014 /PRNewswire-USNewswire/ — Buffalo, San Diego, and Puerto Rico will receive $1.9 million each over two years to bring about lasting local change, the Open Society Foundations announced today. The sites are part of the new Open Places Initiative, which aims to increase the ability of communities to work together to secure greater justice and opportunity for their residents. The foundation anticipates funding the sites for at least three years and, in some sites, as long as ten years.

“The Open Society Foundations has a long-term interest in addressing equality, justice, and democratic practice at the local level, said Ken Zimmerman, director of U.S. Programs at the Open Society Foundations. “As part of our core belief in the importance of a robust and capable civic sector, we are excited to be helping these local communities develop their capacity to promote civic, political, and economic opportunity for all their residents. By investing in collaborations between non-profit organizations, and supporting them in their partnerships with government, business, and community, we aim to expand their potential to pursue effective responses to the profound demographic, economic, and technological changes that are taking place throughout the country.”

The participating groups in each Open Places site determined their own priorities and plans to catalyze local systemic change over the long term, responding to the most pressing needs of their communities. READ MORE

CNE Newsletter

Never miss an update!
Subscribe to the CNE Newsletter below: