La economía del conocimiento y la sociedad abierta

CNE rechaza comisión conjunta de energía y telecomunicaciones

Por: CyberNews

Publicado: 06/02/2014 03:49 pm

El Centro para la Nueva Economía (CNE) criticó el jueves la creación de una comisión conjunta que evalúe asuntos energéticos y telecomunicaciones, según propone el Proyecto del Senado 882, ya que no tendría facultad para revisar las tarifas de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE).

 

Sergio Marxuach (Josian Bruno/NotiCel)

El director de Política Pública del CNE, Sergio Marxuach, sí favoreció la creación de una comisión independiente, especializada en energía, que proteja los intereses de los consumidores y regule las tarifas de los costos.

Al deponer sobre el proyecto que propone la comisión conjunta, el economista admitió que aunque es “urgente establecer una Comisión Reguladora, o una Junta, para la industria eléctrica de Puerto Rico”, se estableció que “el mandato que se le otorga a la Comisión, según este proyecto de ley, es uno muy débil”. “Ni siquiera se le otorga a la Comisión la capacidad para dirigir el proceso de revisión y establecimiento de tarifas”, sostuvo Marxuach en un comunicado de prensa. READ MORE

La desigualdad y el crecimiento económico

Vocational-Learning

Por Sergio M. Marxuach

Hablar sobre la desigualdad se ha puesto de moda. Este concepto, que ha sido objeto de análisis por lo menos desde finales del siglo 18, ha cobrado importancia recientemente en el contexto de la crisis financiera de 2008 y sus consecuencias.

Si examinamos la desigualdad a través del lente de la teoría económica clásica, esbozada por David Ricardo y otros, la desigualdad es necesaria para el crecimiento económico. Personas con altos ingresos tienden a ahorrar más, lo cual estimula la acumulación de capital y el crecimiento económico. Por otro lado, si la estudiamos desde la perspectiva neo-clásica, favorecida por Stuart Mill y otros, la desigualdad no es importante para entender el proceso de crecimiento económico ya que “la distribución de la riqueza depende de las leyes y costumbres de la sociedad y no de la economía”. READ MORE

La economía del conocimiento y la sociedad abierta

open_padlock_with_ke_450

Por Sergio M. Marxuach

La necesidad de que Puerto Rico comience una transición hacia una economía basada en el conocimiento y la producción de ideas se ha estado discutiendo recientemente en el foro público. Para lograr esa transición se requieren, entre otras cosas, políticas públicas que fomenten la generación del conocimiento; escuelas y universidades con currículos modernos que enfaticen el pensamiento crítico; e instituciones que protejan y fomenten la creación de nuevo conocimiento.

Además de todo lo anterior, también es necesario, en nuestra opinión, que Puerto Rico se transforme en una sociedad abierta. Este concepto se asocia tradicionalmente con el filósofo Karl Popper y su libro The Open Society and its Enemies, publicado en 1945. Popper estaba escribiendo, en parte, en respuesta al desarrollo de sociedades totalitarias, tanto de izquierda como de derecha, durante la primera mitad del siglo 20 y que eran el producto de epistemologías deterministas que intentaban demostrar que la historia de la humanidad evolucionaba de acuerdo con unas leyes universales que solo un pequeño grupo de ilustrados lograban descifrar. READ MORE

Se acabó la fiesta

Tomada de donlinscott.com

Tomada de donlinscott.com

Por Sergio M. Marxuach

 

Por mucho tiempo, a nadie le importó el precio de los bonos de Puerto Rico, ni las tasas de interés que pagaríamos, ni las comisiones que cobraban los banqueros, ni en qué se iba a gastar ese dinero, ni como lo íbamos a repagar. En verdad, nada le importaba a nadie mientras había dinero. La economía estaba creciendo, el dinero fluía, se estaba “haciendo obra”.  Por otro lado, los banqueros nos aseguraban que la “calle pedía papel”, como si estuvieran hablando de libras de pan.

La decadencia comenzó allá por la década de los setenta. En respuesta a la crisis global, aumentaron las transferencias federales, la nómina pública, y la deuda gubernamental.  Se consiguió la sección 936. Eso fue suficiente para revivir la economía por unos 25 años más y posponer reformas estructurales, dolorosas, difíciles de explicar.  Procedimos entonces a gastar millones en pabellones en Sevilla, en celebraciones del quinto centenario, en juegos centroamericanos en Ponce y Mayagüez, en campañas publicitarias, en contratos de asesores y consultores, en baile, botella y baraja, en faraónicas estaciones de tren, en acueductos, coliseos y natatorios de escala romana. READ MORE

La AEE y el futuro energético de Puerto Rico

 

Por Sergio M. Marxuach

Sin un servicio de energía eléctrica de alta calidad, confiable y a un costo razonable, va a ser muy difícil, por no decir imposible, promover el desarrollo económico de Puerto Rico de manera sostenible y a largo plazo.  Para lograr ese objetivo es necesario re-estructurar a fondo la Autoridad de Energía de Eléctrica, que opera como un monopolio auto-reglamentado desde 1941 y también controla y reglamenta el mercado eléctrico en Puerto Rico.

Recientemente ha comenzado un debate público sobre cómo re-estructurar dicha agencia.  Desafortunadamente, como sucede muchas veces en Puerto Rico, este debate ya ha generado algo de controversia, mucho análisis desinformado y muy poca reflexión sobre la situación energética del País. Peor aún, en vez de entablar un diálogo abierto y honesto, se ha comenzado a dividir la opinión pública en dos campos que empiezan a atrincherarse en sus respectivas posiciones, sin necesariamente haber examinado críticamente sus premisas, las que muchas veces son erróneas y permanecen inarticuladas. READ MORE

El peso de las corporaciones públicas

saving-money-spending-fast

 

Por: Sergio M. Marxuach

De acuerdo con los documentos del presupuesto recomendado para el año fiscal 2014, Puerto Rico cuenta actualmente con 51 corporaciones públicas que se estima generen $9,235 millones de “ingresos propios” para financiar sus operaciones.  En la práctica, sin embargo, muchas de estas corporaciones reciben subsidios, directos o indirectos, del Fondo General, del Banco Gubernamental de Fomento o de otras corporaciones públicas.

Recientemente, la precaria situación financiera de varias de estas entidades ha sido objeto de debate público, entre ellas la Autoridad de Carreteras, la Autoridad de Energía Eléctrica (la “AEE”) y la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (“AAA”).

En específico, el aumento en la factura de la AAA ha generado mucha controversia. Este aumento se debe principalmente a (1) la eliminación del subsidio anual que recibía la AAA del Fondo General; (2) la obligación incurrida en el 2006 de hacer una serie de inversiones de capital durante los próximos 15 a 20 años para cumplir con los requisitos del Clean Water Act federal; y (3) el aumento significativo en los costos de la energía eléctrica que la AAA utiliza para correr sus operaciones. READ MORE

Las estadísticas hablan: Puerto Rico camino a ser el “Detroit del Caribe”

noticel

Por: Laura M. Quintero
Publicado: 14/09/2013 01:00 pm

El economista Sergio Marxuach advirtió que si no se cambia radicalmente la forma de hacer las cosas, Puerto Rico se convertirá en “el Detroit del Caribe”: una ciudad en quiebra con altos niveles de pobreza y un gobierno disfuncional. Sus expresiones no son alarmistas, sino el reflejo de lo que vienen señalando las estadísticas desde hace varios años y que el Centro para la Nueva Economía detalló esta semana en su blog. READ MORE

El reto del cambio climático

ST000335
Por Sergio M. Marxuach

Puerto Rico, al igual que el resto del mundo, enfrenta el reto de transformar su economía, de una basada en el uso intensivo de energía fósil, a una más sustentable basada en el uso de fuentes renovables de energía.

La evidencia científica sobre los efectos dañinos del cambio climático inducido por los gases invernadero se ha solidificado a través de los años. Por ejemplo, en el 2006, Sir Nicholas Stern (Lord Stern de Brentford), ex–economista en jefe del Banco Mundial, publicó un informe donde concluye que “la evidencia hoy es abrumadora: el cambio climático conlleva serios riesgos a nivel global y requiere una repuesta global de manera urgente”. READ MORE

Clinton, la AEE y la energía verde

CONVERSATORIO-ENERGIA-AGP-CLINTON-13-e1374152422341

Por Sergio Marxuach

La visita del ex-presidente Clinton generó, como era de esperarse, algo de controversia, mucho análisis desinformado, y muy poca reflexión sobre la situación energética del País. De entrada, es preciso notar que el modelo financiero y operacional de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) ha llegado a su límite. De hecho, la situación financiera de la AEE la coloca al borde de la quiebra. De acuerdo con los estados financieros auditados más recientes, durante el año fiscal 2012 la AEE reportó:

-Una pérdida neta de $346 millones;

-Un aumento en sus obligaciones a corto plazo (“current liabilities”) de 14.08%;

-Una reducción en su patrimonio neto (“net assets”) de 200.4%;

-Una reducción en sus ingresos operacionales (“operating income”) de 21.4%; y

-Una reducción en el flujo de efectivo producto de las operaciones (“operating cash flow”) de 84.1%.

Además, la AEE a duras penas puede cumplir actualmente con los convenios acordados con sus bonistas, los que la obligan a mantener un “debt service coverage ratio” de 1.2 veces el interés y principal que vence el próximo año fiscal.

Todo esto apunta a que la AEE tendrá que aumentar en un futuro bastante cercano la tarifa básica, que no se ha modificado desde 1989, de un promedio de 6 centavos actualmente a tal vez 9 o 9.5 centavos para cumplir con todas sus obligaciones.

Ese sería el momento ideal para re-estructurar radicalmente la AEE. Primero, es imperativo cambiar el marco regulatorio del sector energético en Puerto Rico. La junta de gobierno de la AEE no puede ser juez y parte al establecer las reglas de juego. El presidente Clinton, de hecho, menciona en su libro Back to Work: Why We Need Smart Government for a Strong Economy (2011), que la falla de algunos estados en adoptar modelos regulatorios de avanzada “means the ratepayers are getting shafted and lots of jobs are being left on the table, but politicians get away with it because so few people understand the economics of energy.”

El cambio del marco regulatorio abriría el paso a la transición hacia el uso de gas natural, y de manera paralela, al uso de tecnologías alternas renovables para la generación de electricidad. Este proceso, como reseñó el ex-presidente Clinton, debe hacerse de la manera más transparente posible, algo que la AEE no está acostumbrada a hacer. Los contratos deben ser públicos, así como los requisitos técnicos, legales, y financieros de los proponentes de los proyectos de energía renovable. No es cierto que “lo que dijo Clinton es lo que hemos venido haciendo en la AEE”, y mucho menos que la AEE está “encaminada hacia lo que el ex-presidente menciona”. No basta con decir que la AEE ha “firmado mas de 60 contratos de energía renovable”.

Tercero, la investigación y desarrollo de tecnologías de energía verde son también una fuente de innovación, crecimiento económico y empleos. Para lograr desarrollar esta industria es necesario establecer en Puerto Rico un centro de investigación y desarrollo de energía verde de clase mundial, preferiblemente en el Recinto Universitario de Mayagüez. El ex-presidente Clinton mencionó que su fundación estaría dispuesta a contribuir fondos para establecer dicho centro de estudio. La prensa, desafortunadamente, no le prestó atención a esa oferta, lo que en mi opinión fue lo más importante que dijo Clinton. Recomendamos que el gobierno de Puerto Rico le dé seguimiento a esta oferta.

Finalmente, Clinton nos dijo que nueva reglamentación a nivel federal y protocolos a nivel internacional, producto de la aceleración del cambio climático, eventualmente van a forzar a Puerto Rico a cambiar radicalmente su modelo energético. Todavía estamos a tiempo para desarrollar un plan energético nacional, adelantarnos a los cambios que se proyectan actualmente, y evitar tener que tomar medidas drásticas y poco pensadas, a toda prisa, y sumamente costosas en el futuro.

Creo que nos incumbe a todos los puertorriqueños reflexionar sobre lo que dijo el ex presidente Clinton, no porque lo dijo “un americano” sino porque es un tema de urgencia que hemos tratado de manera muy superficial en Puerto Rico por mucho tiempo.

 

El autor es director de Política Pública en el Centro para una Nueva Economía.

Get our updates!