Índice de Actividad Económica y el Economist Intelligence Unit

Recientemente el gobierno de Puerto Rico reportó que el Índice de Actividad Económica (IAE) del Banco Gubernamental de Fomento ha crecido por cinco meses consecutivos, lo que es, según la propaganda gubernamental, “una clara señal de recuperación”.

El IAE es una medida de la actividad económica en Puerto Rico con cuatro componentes: (1) el empleo no-agrícola, según medido por la encuesta de establecimientos; (2) las ventas de cemento; (3) el consumo de gasolina; y (4) el consumo de energía eléctrica.  Según el BGF, el valor de este índice esta altamente correlacionado con el nivel real (a precios constantes) del producto nacional bruto (PNB) de Puerto Rico.

Sin embargo, entendemos que el desempeño del IAE no sirve de evidencia para apoyar las conclusiones derivadas por oficiales del gobierno de Puerto Rico con respecto a nuestra economía.

Primero, no es cierto que el IAE haya crecido por cinco meses consecutivos.  Si vamos a la página Web oficial del BGF encontramos que el valor del IAE en enero de 2010 era de 129.5 puntos.  En febrero se registra una baja a 128.8 puntos.  En marzo sube a 129.0 puntos y sigue subiendo hasta mayo cuando llega al nivel de 130.5 puntos.  Para el mes de junio se registra una baja a 130.0 puntos.  Por lo tanto, de enero a junio de 2010 el nivel del IAE subió durante tres meses y bajo durante dos.  Un desempeño claramente mixto.

Segundo, el cambio agregado en el nivel del IAE durante este periodo fue 129.5 en enero a 130.0 en junio, unos 0.5 puntos, equivalente a un 0.38%.  Este cambio ciertamente es positivo pero a duras penas puede caracterizarse como una “una clara señal de recuperación.”  De hecho ese exiguo aumento podría estar dentro del marco de error del índice y podría deberse a fluctuaciones estadísticas de carácter aleatorio y no necesariamente a cambios reales en la actividad económica.

Tercero, la tendencia anual en el valor del IAE sigue siendo negativa.  Es cierto que esta tendencia ha mejorado durante los últimos seis meses.  En enero de 2010 la actividad económica medida a través de este índice era 7% menor con respecto a enero de 2009.  Para el mes de junio de 2010 la actividad económica era 3% menor con respecto al mismo mes el año anterior.  O sea, que en los últimos seis meses el ritmo de contracción se ha desacelerado, según el IAE, pero claramente todavía estamos en un periodo de contracción económica.

Cuarto, el valor promedio del IAE durante el año fiscal 2008/09 fue de 139.0 puntos y para el año fiscal 2009/2010 fue de 131.40 puntos, una reducción de 7.6 puntos, lo que es equivalente a una reducción en la actividad económica de 5.46% durante el año fiscal que acaba de terminar.  Interesantemente, esa reducción de 5.46% en la actividad económica se encuentra mas cerca de la proyección del Economist Intelligence Unit (EIU) del cambio real en el PNB de Puerto Rico para el 2009/2010, que es de negativo 5.8%, que de la proyección oficial de la Junta de Planificación, que es de negativo 3.6%.

Si aceptamos que el IAE es una medida certera de la actividad económica en Puerto Rico y si es verdad que dicho índice está altamente correlacionado con el nivel real del PNB, entonces el comportamiento del IAE apoya las conclusiones del análisis del EIU y genera serias dudas sobre la proyección oficial de la Junta de Planificación.

De ser cierto que la actividad económica en Puerto Rico se contrajo por más de 5% durante el año fiscal 2009/2010, en comparación con una reducción de 3.7% el año fiscal anterior, también es cierto que la recesión se profundizó significativamente durante el primer año fiscal completo de esta administración.

Esa conclusión es totalmente consistente con la política fiscal contraccionaria implementada por la presente administración desde marzo del 2009.  Parece que las reducciones en el gasto gubernamental y los aumentos en los impuestos agudizaron la recesión en vez de aliviarla.

En suma cuadrar los libros no hace crecer la economía.  En ese sentido las expresiones recientes del BGF con respecto a que Puerto Rico esta mas adelantado que otros estados con respecto a balancear sus libros son consistentes tanto con el EIU y el propio IAE.  Lo que no dice el BGF es que el costo de dicho “avance” ha sido un de crecimiento en el PNB en exceso de 5%.

Como dice el viejo refrán “there is no free lunch.”

 

Créditos: Índice de Actividad Económica y el Economist Intelligence Unit

Por: Sergio M. Marxuach | Director de Política Pública, Centro para la Nueva Economía