An√°lisis del acuerdo presupuestario entre la Casa Blanca y el Congreso

An√°lisis del acuerdo presupuestario entre la Casa Blanca y el Congreso

Publicado el 2 de agosto de 2011

Sergio portrait
Director de Pol√≠tica P√ļblica
COMPARTA

Ayer la C√°mara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos aprob√≥ un proyecto de ley para aumentar la cantidad de deuda que el gobierno federal puede emitir y para reducir significativamente el gasto gubernamental durante los pr√≥ximos diez a√Īos.¬† Se espera que el Senado federal lo apruebe hoy y que el presidente Obama lo convierta en ley hoy mismo.

El impacto presupuestario del acuerdo fiscal ha sido estimado por el Congressional Budget Office (CBO) y su análisis se puede descargar aquí.

A continuación presentamos un análisis del acuerdo presupuestario entre la Casa Blanca y el Congreso.

Aumento en el tope de la deuda¬†‚Äď El acuerdo provee para que el gobierno federal aumente su deuda entre $2.1 y $2.4 trillones.¬† El limite se aumentar√≠a por unos $400 billones inmediatamente, y por otros $500 billones despu√©s de septiembre.¬† Ademas, el tope se aumentar√≠a entre $1.2 y $1.5 trillones a finales del 2011 siempre y cuando el Congreso haya aprobado recortes adicionales de por lo menos $1.2 trillones.¬† El Congreso puede objetar dichos aumentos en el tope pero el presidente vetar√≠a esas resoluciones de objeci√≥n y se asume que los republicanos no tendr√≠an los votos para dejar sin efecto el veto presidencial.

Recortes presupuestarios¬†‚Äď El acuerdo requiere recortes en el gasto gubernamental de unos $917 billones entre el 2012 y el 2021.¬† Estos recortes se desglosan de la siguiente manera: $741 billones de ahorros en gastos discrecionales; $20 billones de ahorros en gastos mandatorios; y unos $156 billones de ahorros en el pago intereses ya que se tendr√≠a que tomar menos dinero prestado como consecuencia del acuerdo.

Limites al gasto discrecional¬†‚Äď El esquema aprobado por la C√°mara limita el gasto discrecional a $1.043 trillones en el 2012 y permite que √©ste aumente paulatinamente hasta alcanzar unos $1.234 trillones en el 2021.¬† Este aumento es equivalente a una tasa anual de crecimiento compuesta de 1.8%.¬† Durante el 2012 y el 2013 se aplicar√°n l√≠mites distintos para el gasto relacionado con la seguridad nacional.¬† Despu√©s del 2014 aplicar√≠a el mismo l√≠mite a todo el gasto discrecional, tanto de seguridad nacional como domestico.

Iniciativas de fiscalizaci√≥n¬†‚Äď Se aumenta en $15 billones el gasto para fiscalizar el uso y evitar el fraude en los programas del Seguro Social, Medicare, Medicaid, y SCHIP.¬† Se proyecta que estas iniciativas generen por lo menos $16 billones en ahorros al reducirse el abuso, fraude y mal uso de estos programas.

Cambios en el gasto federal en educaci√≥n¬†‚Äď El proyecto aprobado aumenta las apropiaciones para las Becas Pell por $10 billones en el 2012 y por $7 billones en el 2013.¬† Por otro lado, se eliminan los subsidios federales para prestamos a estudiantes graduados y se eliminan los incentivos federales para el repago de prestamos estudiantiles.¬† La eliminaci√≥n de estos programas debe generar ahorros de unos $21.6 billones durante el periodo entre el 2012 y el 2021.¬† Por tanto, el plan aprobado reduce el gasto federal en educaci√≥n por unos $4.6 billones durante los pr√≥ximos 10 a√Īos.

Panel bipartita para la reducci√≥n del d√©ficit¬†‚Äď El acuerdo contempla que se nombre un comit√© conjunto, compuesto por 12 miembros de la C√°mara y Senado que se encargar√° de recomendar recortes adicionales de entre $1.2 y $1.5 trillones.¬† Ese comit√© tiene hasta el D√≠a de Acci√≥n de Gracias para presentar sus recomendaciones y el Congreso tendr√≠a hasta el 23 de diciembre para aprobar o rechazar esas recomendaciones.¬† Si el comit√© propone y el Congreso aprueba reducciones al gasto gubernamental de entre $1.2 y $1.5 trillones, el tope de la deuda se aumentar√≠a por la misma cantidad, d√≥lar por d√≥lar.¬† Sin embargo, si el comit√© no se puede poner de acuerdo, o si presenta un paquete de recortes de menos de $1.2 trillones, o si el Congreso rechaza la propuesta del comit√©, entonces el tope de la deuda se aumentar√≠a autom√°ticamente por $1.2 trillones.

Reducciones autom√°ticas¬†‚Äď Si para el 15 de enero de 2012 no se ha aprobado legislaci√≥n que reduzca las deficiencias proyectadas en por lo menos $1.2 trillones, entonces entrar√≠a en vigor una reducci√≥n autom√°tica en todo el gasto federal igual a (x) $1.2 trillones en el caso de que el comit√© no se haya podido poner de acuerdo o (y) la diferencia entre $1.2 trillones y la reducci√≥n recomendada por el comit√©, en caso de que √©sta sea por menos de $1.2 trillones.¬† Esa reducci√≥n se dividir√≠a en partes iguales durante los a√Īos fiscales 2013 al 2021 y la mitad de las reducciones se aplicar√≠a al gasto de defensa y la otra mitad al gasto discrecional domestico, incluyendo el programa de Medicare.

Enmienda a la constituci√≥n¬†‚Äď Las reducciones autom√°ticas se podr√≠an evitar si ambas c√°maras legislativas aprueban una enmienda constitucional requiriendo un presupuesto balanceado y se la sometieran a los estados para su ratificaci√≥n.

¬ŅQu√© podemos concluir de todo este complicado proceso?

Primero, la magnitud del problema fiscal de Estados Unidos es simplemente monumental.¬† De acuerdo con la CBO, si el Congreso no hiciera nada la deuda de Estados Unidos aumentar√≠a por unos $9.4 trillones entre el 2012 y el 2021.¬† Si el acuerdo aprobado ayer se implementara al pie de la letra, se generar√≠an ahorros de $2.1 trillones, lo que significa que la deuda aumentar√≠a de todos modos por unos $7.3 trillones durante los pr√≥ximos 10 a√Īos.¬† Esto se debe a que el acuerdo no aumenta los recaudos y no plantea una reforma de los programas de Seguro Social, Medicare, y Medicaid.

Segundo, si el acuerdo se implementa en su totalidad tal cual aprobado, el gasto del gobierno federal no contribuir√° mucho al crecimiento econ√≥mico durante los pr√≥ximos 10 a√Īos.¬† Por lo tanto podemos esperar que el crecimiento econ√≥mico sea menor de lo que hubiese sido en la ausencia de los recortes, que el desempleo se mantenga a un nivel relativamente m√°s alto, y que aumente la desigualdad de ingresos y riqueza.¬† La econom√≠a de Estados Unidos creci√≥ a una tasa anual de 0.8% durante los primeros seis meses del 2011.¬† La reducci√≥n en el gasto federal la debilitar√° aun m√°s.¬† Debemos recordar que actualmente hay millones de viviendas sin vender en los Estados Unidos y 25 millones de americanos que desean trabajar a tiempo completo y no lo consiguen, ya sea porque est√°n desempleados o porque solo consiguen empleo a tiempo parcial.

Tercero, la política fiscal de los Estados Unidos se encuentra efectivamente bajo el control del ala más radical del partido republicano.  El presidente Obama se puede sentir complacido en que evitó el desastre de un incumplimiento por parte de los Estados Unidos y que se aprobó un aumento en el tope de la deuda por lo menos hasta el 2013.  Sin embargo, los republicanos obtuvieron casi todo lo que demandaron: (1) que se atara el aumento en la deuda a reducciones en el gasto; (2) que las reducciones en el gasto excedieran el aumento en el tope de la deuda; (3) que no se aumentaran los recaudos; (4) que no se incluyeran como recortes los ahorros generados por la conclusión de las guerras en Irak y Afganistán; y (5) que se lleve a votación legislación para la enmienda constitucional requiriendo un presupuesto balanceado.

La capitulaci√≥n del presidente ante las exigencias del partido republicano se ha convertido en uso y costumbre.¬† Desde el 2009, el presidente ha cedido con respecto a (1) la estructura del plan de estimulo; (2) la reforma de salud, al eliminar la ‚Äúopci√≥n publica‚ÄĚ; (3) la extensi√≥n de los recortes¬†contributivos de la administraci√≥n Bush; (4) el presupuesto del 2011, ante la amenaza de los republicanos de cerrar el gobierno; y (5) el plan para aumentar el tope de la deuda.¬† Dado este patr√≥n, podemos esperar que el presidente tambi√©n ceda ante los republicanos con respecto a los presupuestos para los a√Īos fiscales 2012 y 2013 y con respecto al paquete de recortes a ser presentado por el comit√© especial a finales de este a√Īo.

Cuarto, todo esto son malas noticias para Puerto Rico.¬† Los fondos federales constituyen 22% de los recursos consolidados del gobierno de Puerto Rico para el a√Īo fiscal 2012.¬† Aunque no sabemos que programas en especifico se van a recortar, en la medida en que esos recursos federales se reduzcan el gobierno de Puerto Rico tendr√° que reemplazarlos localmente, y el fondo general, aun con¬†los recaudos generados¬†por el arbitrio nuevo del 4%, se encuentra sumamente comprometido‚ÄĒde hecho se podr√≠a decir que actualmente el gobierno ¬†no cuenta con los recursos suficientes para cumplir todas sus obligaciones y lo que se le ha prometido a la gente.¬† El gobierno de Puerto Rico tiene obligaciones por ley con los bonistas, la UPR (por formula), los municipios (por formula), y la rama judicial (por formula).¬† ¬†A eso hay que sumarle lo que se le debe a los pensionados y las promesas como el plan de salud del gobierno y a los estudiantes de educaci√≥n especial, entre otras.¬† ¬†Un an√°lisis objetivo de la situaci√≥n indica que el gobierno no tiene los recursos para cumplir¬†con todas estas obligaciones.¬† Si no se pueden obtener recursos adicionales del¬†fondo general el gobierno de Puerto Rico tendr√≠a que recortar servicios, aumentar los recaudos, y/o despedir empleados.

En suma, el plan aprobado no resuelve el problema fiscal de Estados Unidos, y de hecho lo podr√≠a agravar al reducir la actividad econ√≥mica a corto y mediano plazo.¬†Lo mas desafortunado es que una vez m√°s, por las mismas razones de siempre, han perdido los que pierden siempre: los ni√Īos, los envejecientes, los desempleados, los pobres, y los enfermos.