Una breve nota sobre pronósticos pos-COVID

Una breve nota sobre pronósticos pos-COVID

Publicado el 11 de marzo de 2020 / Read in English

Investigador Asociado
COMPARTA

No hay forma de subestimar el profundo impacto que la pandemia de COVID-19 ha tenido en nuestras vidas individuales y colectivas. No nos debe extra√Īar, entonces, que los gobiernos, las empresas y los hogares est√©n ansiosos por superar esta situaci√≥n. Los consultores e investigadores se apresuran a aplicar sus herramientas anal√≠ticas para pronosticar c√≥mo ser√° el mundo posterior a la pandemia, dadas las tendencias del pasado reciente y del presente. La previsi√≥n de unos meses en el futuro es importante para la toma de decisiones a corto plazo. Pero tomar decisiones importantes para el mediano y largo plazo, dados los altos niveles de incertidumbre, puede resultar en un ejercicio in√ļtil. Todav√≠a estamos en medio de la pandemia, y tratar de pronosticar a√Īos en el futuro, en este momento, es similar a pronosticar las condiciones econ√≥micas posdesastre mientras todav√≠a estamos en medio del hurac√°n.

Los gobiernos y las empresas est√°n apostando a que el trabajo remoto se convertir√° en un elemento cada vez m√°s permanente entre la clase trabajadora, hasta el punto que algunos sugieren que cambiar√° la estructura de las ciudades en el futuro. Sin embargo, este an√°lisis omite el hecho de que √©sta ha sido una predicci√≥n continua durante casi cuarenta (40) a√Īos.

En Puerto Rico, en este momento se est√°n tomando decisiones a largo plazo y de enorme trascendencia, basadas en pron√≥sticos que muestran un peque√Īo repunte en la econom√≠a de la isla en el futuro. El problema, por supuesto, es que hay muchas variables que est√°n m√°s all√° del control local y que dan como resultado un alto grado de incertidumbre, lo que f√°cilmente podr√≠a descarrilar incluso el pron√≥stico realizado de manera m√°s razonable. Por ejemplo, para construir el camino hacia la recuperaci√≥n econ√≥mica, es clave tener una implementaci√≥n exitosa de la vacunaci√≥n. Tener una idea clara de c√≥mo y cu√°ndo suceder√° esto est√° m√°s all√° de los par√°metros de an√°lisis de cualquier analista, como lo ha demostrado la reciente demora en la entrega de vacunas debido a la tormenta de nieve de Texas. Adem√°s, todav√≠a no est√° claro c√≥mo las peque√Īas empresas y la fuerza laboral saldr√°n de esto y qu√© les depara el futuro. En febrero de este a√Īo, la Encuesta de Pulso para Peque√Īas Empresas del Censo de EE.UU. mostr√≥ que casi el 75% de las peque√Īas empresas en Puerto Rico informaron que todav√≠a se ven afectadas negativamente por la pandemia.

Todavía estamos en la fase de emergencia de este desastre y sin una ruta clara de cuándo y cómo se llevará a cabo la reconstrucción pospandémica. Por supuesto, CNE ha apoyado durante mucho tiempo el desarrollo económico a través de una visión y estrategias a largo plazo. Pero contemplar el futuro a través de la niebla en medio de una crisis histórica es un ejercicio muy diferente.