Defendiendo a Puerto Rico en Washington D.C.

Defendiendo a Puerto Rico en Washington D.C.

Publicado el 30 de septiembre de 2021 / Read in English

Directora, Oficina de Washington D.C.
COMPARTA

El a√Īo 2016 fue crucial para Puerto Rico. Las tres ramas del gobierno federal tomaron acciones directas relacionadas con Puerto Rico. La rama judicial, a trav√©s de dos fallos separados emitidos por la Corte Suprema de los Estados Unidos, opin√≥ que Puerto Rico no es un territorio soberano y en √ļltima instancia responde a los poderes plenarios del Congreso de los Estados Unidos. La rama legislativa dise√Ī√≥ y vot√≥ por la Ley de Estabilidad Econ√≥mica, Administraci√≥n y¬†Supervisi√≥n de Puerto Rico, conocida como PROMESA, que le dio a la isla acceso a un proceso de reestructuraci√≥n integral y estableci√≥ una junta de supervisi√≥n para supervisar las finanzas de Puerto Rico. El poder ejecutivo firm√≥ la ley y posteriormente nombr√≥ miembros a la nueva Junta de Supervisi√≥n y Administraci√≥n Financiera.

Aunque los problemas de la isla han sido investigados durante mucho tiempo por nuestros expertos en el Centro para una Nueva Economía (CNE), es evidente que este momento decisivo subrayó la necesidad de que un grupo de expertos dedicado a los problemas de la isla estuviera presente en Washington, D.C. y prestara su voz a los legisladores federales para llevar a una mejor toma de decisiones.

El trabajo comenz√≥ en el verano de 2018 con una directora de la oficina de Washington D.C. a tiempo completo. Como destacar√© a continuaci√≥n, nuestros logros desde entonces han sido muchos, superando incluso las metas establecidas en el plan estrat√©gico de cinco a√Īos de CNE. En 2019, el objetivo era ofrecer investigaci√≥n estrat√©gica y orientaci√≥n para el personal del Congreso y las agencias federales sobre pol√≠ticas relacionadas con la recuperaci√≥n, el crecimiento econ√≥mico y la sostenibilidad a largo plazo de Puerto Rico, as√≠ como desarrollar de manera proactiva oportunidades para influir en las pol√≠ticas federales que avanzan a largo plazo el desarrollo econ√≥mico de Puerto Rico.

En tan solo tres a√Īos, CNE no solo ha elevado y persuadido al Congreso y al Ejecutivo para que aborden de manera m√°s adecuada los desaf√≠os de Puerto Rico, sino que ha logrado cambios sustanciales en leyes federales.

Dar forma a la pol√≠tica p√ļblica federal

El ambiente político en Washington, D.C. se ha vuelto cada vez más polémico, y la mayor parte de la oposición a las soluciones políticas emana de posturas ideológicas más que de evidencia empírica. Por lo tanto, CNE ha podido navegar en este difícil entorno proporcionando evidencia e investigación neutrales, lo que nos permite cultivar relaciones y construir puentes en Washington.

Como la primera representaci√≥n no pol√≠tica de Puerto Rico en la capital federal, nuestra experiencia √ļnica nos ha permitido moldear e influir en las discusiones sobre pol√≠ticas relacionadas a Puerto Rico. Adem√°s de contribuir al debate p√ļblico en temas de pol√≠tica p√ļblica a trav√©s de la publicaci√≥n de varios art√≠culos, la oficina de Washington D.C. ha servido como enlace clave entre Puerto Rico, la Casa Blanca, el Congreso y otras partes interesadas en Washington D.C.

Crédito por trabajo (EITC, por sus siglas en inglés)

Despu√©s de muchos a√Īos de documentar evidencia sobre la necesidad de abordar las altas tasas de pobreza y la baja participaci√≥n en la fuerza laboral a trav√©s de cr√©ditos fiscales individuales, el trabajo de CNE en Washington para una expansi√≥n federal s√≥lida del cr√©dito por trabajo local se materializ√≥ con √©xito. El 11 de marzo de 2021, el presidente Biden promulg√≥ la Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021, que inclu√≠a fondos federales para expandir el cr√©dito por trabajo local en Puerto Rico. El suplemento federal ayudar√° a garantizar la sostenibilidad del cr√©dito, proporcionar√° un aumento significativo en los ingresos de las familias de ingresos bajos y moderados y servir√° como un poderoso incentivo para atraer trabajadores de la econom√≠a informal a la econom√≠a formal. CNE, junto con nuestros socios y expertos en pol√≠tica p√ļblica del Center on Budget and Policy Priorities (CBPP), trabaj√≥ en el dise√Īo del cr√©dito que finalmente se convirti√≥ en ley.

Evitar temporeramente el precipicio de Medicaid

El programa Medicaid de Puerto Rico funciona con una subvención en bloque sumamente insuficiente. Durante décadas, Puerto Rico ha recibido fondos limitados para ejecutar un programa básico de Medicaid que brinda solo 10 de los 17 servicios obligatorios. La falta de voluntad del Congreso para proporcionar recursos adecuados de Medicaid de manera constante ha fomentado el éxodo de proveedores de atención médica y ha paralizado los servicios para los pacientes, aumentando así los costos estatales de Medicaid. En el pasado, las extensiones de financiamiento temporeras para el programa Medicaid de Puerto Rico evitaron un colapso total del sistema, pero de la misma manera, estas extensiones a corto plazo de fondos suplementarios han frustrado los esfuerzos para reformar completamente el sistema y hacerlo más efectivo.

CNE ha estado estudiando y trabajando cuidadosamente con funcionarios gubernamentales y socios en el dise√Īo de una soluci√≥n adecuada para el programa Medicaid de Puerto Rico. Nuestra soluci√≥n trae los fondos federales de Medicaid de Puerto Rico a la paridad total con los estados a lo largo del tiempo, en forma de fondos federales ilimitados y un porcentaje de asistencia m√©dica federal (FMAP, por sus siglas en ingl√©s) calculado sobre la base del ingreso per c√°pita de Puerto Rico en relaci√≥n con el ingreso per c√°pita en Estados Unidos. CNE escribi√≥ un informe detallado sobre la necesidad de financiamiento continuo, estable y adecuado para el programa Medicaid de Puerto Rico, as√≠ como m√ļltiples publicaciones y videos sobre la necesidad de financiamiento permanente. En 2019, CNE abog√≥ con √©xito por un generoso paquete de financiamiento de dos a√Īos que aumenta gradualmente. La √ļltima extensi√≥n de financiamiento a corto plazo vence en septiembre de este a√Īo. Sin una acci√≥n del Congreso, Puerto Rico probablemente se ver√° obligado a hacer recortes dr√°sticos, reducir las tasas de pago y/o disminuir el n√ļmero de beneficiarios.

El impacto del SSI

CNE fue uno de los primeros en plantear la importancia del Seguro de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en ingl√©s), un programa que brinda asistencia en efectivo a personas mayores, ciegas y discapacitadas con recursos limitados para cubrir los gastos b√°sicos de vida. Despu√©s de un an√°lisis de pol√≠tica p√ļblica, en junio publicamos un breve resumen sobre el impacto que el programa federal podr√≠a tener en Puerto Rico. Complementamos ese esfuerzo con un video corto que explica los beneficios para una audiencia m√°s amplia. Seguimos teniendo conversaciones con el comit√© de Medios y Arbitrios de la C√°mara para educarlos sobre el programa y los matices de formular pol√≠tica p√ļblica para Puerto Rico. Ya que todav√≠a hay muchas preguntas sobre la extensi√≥n e implementaci√≥n del programa en Puerto Rico, CNE D.C. continuar√° trabajando con el Congreso y la Oficina de Gerencia y Presupuesto Federal para garantizar que la Administraci√≥n del Seguro Social tenga los recursos necesarios para extender los beneficios.

Manufactura

Los cambios importantes en la pol√≠tica federal dada la pandemia han colocado a Puerto Rico en el centro de varias propuestas de “reubicaci√≥n” para garantizar que las cadenas de suministro de EE.UU. en √°reas cr√≠ticas como suministros m√©dicos y manufactura de productos farmac√©uticos, donde la isla tiene una huella considerable, sean m√°s seguras y no se interrumpan. Mientras diferentes actores insisten sobre la necesidad de traer la producci√≥n de regreso a Puerto Rico, CNE est√° equipado de manera √ļnica para estimular una reflexi√≥n sobre las metas y objetivos socioecon√≥micos de la aplicaci√≥n de tales pol√≠ticas. M√°s all√° de satisfacer las necesidades inmediatas de producci√≥n nacional, los responsables por formular pol√≠tica p√ļblica en Puerto Rico deben estar muy conscientes de que los beneficios de desarrollo m√°s impactantes que se pueden lograr al atraer inversi√≥n extranjera se obtienen mediante la creaci√≥n de v√≠nculos con la econom√≠a local que fomentan los efectos secundarios positivos y las oportunidades de aprendizaje.

Reconstrucción

El proceso de reconstrucci√≥n de la isla tomar√° a√Īos y una recuperaci√≥n completa y sostenida solo ser√° posible si Puerto Rico crea una plataforma de desarrollo renovada, renueva su infraestructura productiva, f√≠sica e institucional y aborda las desigualdades estructurales de larga duraci√≥n que han frustrado la disponibilidad de oportunidades econ√≥micas para la mayor√≠a de la poblaci√≥n.

En un esfuerzo por examinar el proceso hasta la fecha, en 2019, CNE public√≥ Supervisi√≥n que funciona, un escrito de pol√≠tica p√ļblica que identifica desaf√≠os clave en los esfuerzos de recuperaci√≥n de Puerto Rico, detalla la necesidad de mejores pr√°cticas de rendici√≥n de cuentas, transparencia y supervisi√≥n en la isla, y ofrece recomendaciones para una supervisi√≥n eficaz de los fondos federales para desastres. Nuestro trabajo estar√° orientado a garantizar que haya un espacio para que los funcionarios electos, los representantes de las comunidades locales, las organizaciones no gubernamentales, los acad√©micos y otras partes interesadas participen de manera efectiva en el esfuerzo de reconstrucci√≥n.

También es necesario asegurar que Puerto Rico tenga la capacidad de absorber y administrar los fondos de reconstrucción para que el enfoque sea menos en el precio total y más en dónde se invierte este dinero. Al mirar hacia el futuro, debemos concentrarnos en establecer los procesos y las prácticas correctos que garanticen un proceso de reconstrucción eficaz. Una recuperación exitosa seguirá siendo difícil de alcanzar a menos que exista un compromiso colectivo para desarrollar una economía sostenible que pueda sobrevivir cuando cesen las intervenciones de ayuda posdesastre.

Trabajo con la administración federal

Poco después de las elecciones de 2020, CNE compartió un Memorando de Transición con la nueva administración federal, instando a que se concentren en acelerar los esfuerzos de reconstrucción y brindar a los residentes de Puerto Rico acceso equitativo a varios programas federales, como Medicaid, SSI, el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés) y EITC.

Adem√°s de la expansi√≥n del Cr√©dito por trabajo de Puerto Rico en el Plan de Rescate Estadounidense de 2021, el presupuesto del a√Īo fiscal 2022 del presidente Joe Biden responde directamente a nuestro memorando al incluir un lenguaje que respalda espec√≠ficamente el financiamiento global para el programa Medicaid de Puerto Rico, as√≠ como ‚Äúadelantar otros programas federales cr√≠ticos hacia la paridad, incluidos el Seguro de Ingreso Suplementario y el Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria”.

Adem√°s, la oficina de Washington D.C. recibe solicitudes regularmente para compartir su experiencia e insumo. M√°s recientemente, la directora de la oficina de CNE en Washington D.C. se reuni√≥ personalmente al secretario de Educaci√≥n y a un miembro del Consejo Econ√≥mico Nacional para ofrecer soluciones cre√≠bles y sostenibles a los m√ļltiples y continuos desaf√≠os de Puerto Rico.

El trabajo por delante

Sin duda, la incertidumbre que generan varias crisis, superpuestas una sobre otra, es perjudicial para todos y especialmente para poblaciones -como Puerto Rico- que tienen pocos recursos para llegar a fin de mes. Esto se ha visto agravado por las limitaciones de fondos estructurales en Puerto Rico que limitan su capacidad para abordar los desaf√≠os actuales y, lo que es m√°s importante a√ļn, prepararse para amenazas futuras.

El trabajo de CNE hoy es m√°s importante que nunca. Tenemos una oportunidad √ļnica de abordar las dificultades generalizadas y forjar un camino hacia la prosperidad.