Invertir en nosotros mismos: Educaci贸n postsecundaria para una recuperaci贸n sostenible y equitativa

Invertir en nosotros mismos: Educaci贸n postsecundaria para una recuperaci贸n sostenible y equitativa

Publicado el 17 de noviembre de 2021 / Read in English

Visiting Fellow
DESCARGUE
COMPARTA

Introducci贸n

Puerto Rico se encuentra en un momento cr铆tico para recuperarse de desastres ambientales – huracanes, terremotos y la pandemia de COVID-19 – as铆 como de una recesi贸n y crisis fiscal de quince a帽os de duraci贸n. Est谩n disponibles miles de millones en fondos federales para reconstruir nuestra infraestructura.

Mientras tanto, la Junta de Supervisi贸n y Administraci贸n Financiera de Puerto Rico (JSAF) a la que el Congreso le otorg贸 la autoridad para desarrollar planes fiscales para la isla solo est谩 interesada en el pago de la deuda p煤blica y desde hace cinco a帽os impone medidas de austeridad severas y un plan de pago que amenaza la oportunidad 煤nica de reconstruir nuestra isla.

驴C贸mo construimos un futuro lleno de oportunidades para nuestros j贸venes en la isla?

Ya hay escasez de trabajadores para muchos sectores. Un informe reciente de la Oficina de Estad铆sticas Laborales de Estados Unidos describe la necesidad de unos 40,000 trabajadores para la reconstrucci贸n de Puerto Rico.[1]聽 Y la gente sigue y茅ndose de la isla.

Los j贸venes necesitan esperanza para el futuro y oportunidades para prosperar, y no las encuentran en Puerto Rico. Necesitamos reconstruir nuestra isla restaurando nuestra clase media y creando oportunidades.

Un modelo de desarrollo del siglo XXI para nuestra realidad actual

El modelo de desarrollo econ贸mico Thatcher/Reagan de finales del siglo XX, que se centr贸 en medidas de austeridad, desregulaci贸n, impuestos bajos, privatizaci贸n, exportaciones e incentivos para las inversiones extranjeras para impulsar la actividad econ贸mica, se cuestiona cada vez m谩s a la luz de su impacto en la pobreza, la desigualdad y el cambio clim谩tico. En el caso de Puerto Rico, la estrategia econ贸mica llev贸 a la disminuci贸n de la actividad econ贸mica, la desigualdad y la pobreza extrema. Hoy en d铆a, m谩s del 40% de la poblaci贸n de la isla vive por debajo del umbral de pobreza, m谩s de tres veces la tasa de Estados Unidos[2].

El colapso econ贸mico del modelo de desarrollo ha resultado en una despoblaci贸n extrema, ya que la gente no ve esperanza para el futuro en la isla. La imagen m谩s reciente de nuestros migrantes publicada por el Instituto de Estad铆sticas de Puerto Rico muestra que las personas que se van de la isla son m谩s j贸venes (31 versus 43 a帽os de edad promedio en la isla), forman parte de la fuerza laboral (61% comparado con 45% en el pa铆s) y son un poco m谩s educadas que el adulto promedio de 25 a帽os o m谩s en Puerto Rico (el 55% ten铆a algo de educaci贸n universitaria versus el 51%).[3]

Necesitamos un modelo de desarrollo para el siglo XXI. El COVID-19 aceler贸 las transformaciones estructurales que se estaban produciendo lentamente en la econom铆a global: el aumento de la automatizaci贸n y la inteligencia artificial[4], el panorama empresarial h铆brido[5], la econom铆a verde y la econom铆a gig[6]. Estas nuevas tecnolog铆as requieren que invirtamos en educaci贸n y la experiencia necesaria para dise帽ar y producir “bienes y servicios nuevos y altamente rentables asociados con la revoluci贸n de la automatizaci贸n[7]鈥. La Fundaci贸n Familia Bravo cuenta con Puerto Rico como centro de innovaci贸n tecnol贸gica y est谩 invirtiendo 聽en emprendedores locales[8]. Necesitamos ingenieros, programadores, desarrolladores de software y empresarios trabajando en el futuro de la innovaci贸n.

Puerto Rico tambi茅n est谩 innovando en la construcci贸n utilizando materiales ecol贸gicos como contenedores de carga reciclados para viviendas[9] y experimentando en el uso de gomas recicladas para carreteras[10] y producci贸n de energ铆a[11]. Casa Pueblo[12] en Adjuntas y otros esfuerzos comunitarios emergentes est谩n ofreciendo ejemplos de proyectos de energ铆a comunitaria que podr铆an ser una alternativa real en las comunidades rurales[13]. Necesitamos trabajadores cualificados, cient铆ficos y emprendedores sociales para llevar estos experimentos a escala.

Con un sistema educativo postsecundario s贸lido que responda a planes de recuperaci贸n locales, podr铆amos reformar nuestra infraestructura y reconstruir nuestra clase media, que es verdaderamente el motor de crecimiento en cualquier econom铆a.

Crecer la econom铆a desde el medio hacia fuera

La idea de fortalecer la clase media para hacer crecer nuestra econom铆a no es nueva. El Nuevo Trato (New Deal) de Roosevelt se centr贸 en brindar oportunidades y trabajo para la gente, a trav茅s del apoyo del gobierno y las inversiones en infraestructura: carreteras, escuelas y hospitales p煤blicos.

La Administraci贸n Biden est谩 luchando contra el Congreso para llevar a Estados Unidos en esa direcci贸n nuevamente con los planes de Infraestructura, Familias Estadounidenses y Reconstruir Mejor (Build-Back-Better). Como lo describe la Casa Blanca, “El plan de Familias Estadounidenses es una inversi贸n que se da una sola vez en una generaci贸n para fomentar la prosperidad en la base de la clase media: educaci贸n, servicios de salud y cuidado infantil[14]鈥. No todo lo que incluye el plan sobrevivir谩 las batallas en el Congreso. Sin embargo, podemos esperar un gran impulso para que la clase media crezca y reviva la econom铆a de EE.UU.

La historia de Puerto Rico tambi茅n es un ejemplo de c贸mo la educaci贸n y la expansi贸n de la clase media ha sido fundamental para el crecimiento econ贸mico. Luis Mu帽oz Mar铆n enfatiz贸 el desarrollo y la justicia social y expandi贸 la clase media en Puerto Rico al construir nuestra infraestructura, ampliar la educaci贸n y los servicios de salud en la isla[15]. Desde la d茅cada de 1960, Puerto Rico tuvo una de las mayores expansiones en logros educativos en la historia mundial, de 4.6 a帽os para adultos mayores de 25 a帽os a 11 a帽os en 2000. Esta expansi贸n en logros educativos represent贸 hasta la mitad del aumento en la producci贸n por trabajador entre 1975 y 2000[16].

Las inversiones en educaci贸n contribuyen a la acumulaci贸n de capital humano y los pa铆ses que m谩s aumentaron los logros educativos durante 1960 a 2000 fueron los de m谩s r谩pido crecimiento[17]. A medida que aumentan las destrezas de la fuerza laboral, los trabajadores son m谩s productivos y capaces de absorber los avances tecnol贸gicos. La educaci贸n tambi茅n crea m谩s oportunidades de empleo a medida que aumenta y se diversifica el esp铆ritu empresarial, la innovaci贸n y el consumo. Este es el enfoque adoptado por un n煤mero en aumento de econom铆as[18]. En el este de Asia, Corea del Sur, China, Alemania y Estados Unidos, entre otros, el aumento en logros educativos fue una estrategia de crecimiento. Finalmente, la educaci贸n es cada vez m谩s importante a medida que aumentan los requisitos tecnol贸gicos y de destrezas de la fuerza laboral en todo el mundo. Sin embargo, las inversiones en educaci贸n deben aumentar el acceso y garantizar una distribuci贸n justa de oportunidades o el sistema podr铆a exacerbar las desigualdades existentes.

Los recortes presupuestarios estrangulan el sistema p煤blico

Mientras tanto, la JSAF redujo el ingreso del Fondo General del sistema de la Universidad de Puerto Rico (UPR) un 48% en cinco a帽os de $911 millones en 2017 a $466 millones en 2022[19]. La JSAF propone fijar el ingreso del Fondo General en $500 millones para los pr贸ximos cinco a帽os. Pero no descarta la posibilidad de nuevos recortes despu茅s de 5 a帽os. La JSAF espera compensar estos recortes con aumentos de matr铆cula, reducciones en la administraci贸n, congelar los ascensos, consolidaci贸n y reforma de pensiones.

Como expres贸 Sergio Marxuach, 鈥渓a JSAF ha impulsado la reestructuraci贸n m谩s profunda de la UPR en m谩s de medio siglo鈥. 聽Estos recortes han tenido un impacto directo en la viabilidad financiera de la Universidad, han causado estragos en sus operaciones y debilitado la capacidad de la instituci贸n para llevar a cabo su misi贸n social鈥 La JSAF ha puesto el equilibrio fiscal a corto plazo sobre la viabilidad a largo plazo de la econom铆a de Puerto Rico鈥.

Estos cambios no solo afectan la viabilidad de la instituci贸n, sino tambi茅n las oportunidades educativas. La asequibilidad de nuestro sistema es uno de los elementos cr铆ticos para el crecimiento de la clase media en la isla. El ingreso promedio per c谩pita de 2020 en Puerto Rico fue de $21,000 aproximadamente un tercio del promedio de los EE.UU. y aproximadamente el 50% del estado con la clasificaci贸n m谩s baja[20].

Ya en Puerto Rico la educaci贸n es menos asequible, incluso para aquellos con ayuda financiera. El costo ha ido en aumento en las instituciones p煤blicas y privadas durante los 煤ltimos 10 a帽os[21]. La Beca Pell ya no cubre la mayor铆a de los gastos para los estudiantes de bajos ingresos, y aquellos que no reciben una Beca Pell completa tienen dificultades para cubrir los gastos en aumento de la educaci贸n en la isla[22]聽.

La JSAF sostiene que las instituciones p煤blicas puertorrique帽as dependen desproporcionadamente del apoyo p煤blico, en comparaci贸n con las instituciones p煤blicas de educaci贸n superior en Estados Unidos. Y si bien es cierto que los estados en general han ido reduciendo el apoyo a las instituciones postsecundarias p煤blicas, los resultados han sido desastrosos para el 茅xito de los estudiantes, particularmente los estudiantes de bajos ingresos, que constituyen la mayor铆a de la poblaci贸n estudiantil de Puerto Rico. Por ejemplo, estudios sobre la reducci贸n del apoyo gubernamental a la educaci贸n superior en California dieron como resultado la reducci贸n en las oportunidades educativas[23].

La doctora Hilda Col贸n Plumey, expres贸 en una conferencia de Excelencia en Educaci贸n sobre la educaci贸n superior en Puerto Rico, que las universidades de la isla han 鈥渟ido notablemente eficientes en superar los desaf铆os financieros planteados interna y externamente[24]”. Pero nos estamos acercando al punto de no retorno cuando los resultados ya no puedan sostenerse.

Un plan maestro para la educaci贸n superior

Para que el sistema educativo postsecundario tenga un impacto en el crecimiento, debe contar con un presupuesto sostenible y estar acompa帽ado de una importante inversi贸n en infraestructura y vivienda en Puerto Rico, como se espera por el influjo de fondos federales. Pero tambi茅n hay varias reformas que deben llevarse a cabo dentro del sistema educativo.

El sistema de la universidad p煤blica debe estar divorciado del proceso pol铆tico. La educaci贸n superior en Puerto Rico no puede estar ligada a ciclos electorales ya que afecta la capacidad de la instituci贸n para ejecutar cambios estructurales de largo plazo si su liderazgo se interrumpe cada cuatro a帽os y no existe una estructura interna que d茅 continuidad al plan. Adem谩s de un presupuesto sostenible, se necesita una estructura de gobierno que garantice la calidad, continuidad e independencia del sistema universitario.

La UPR, as铆 como otras instituciones de educaci贸n superior en los EE.UU., est谩n experimentando disminuciones en la matr铆cula, lo que se traduce en presupuestos m谩s bajos. El COVID-19 ha empeorado la situaci贸n[25] como vemos con una reducci贸n del 60% en la matr铆cula en el recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico[26]. Pero al mismo tiempo, solo el 39% de los adultos mayores de 25 a帽os en Puerto Rico tienen un grado asociado o mayor y el acceso a obtener grados universitarios es muy desigual. La mayor铆a de los puertorrique帽os no completan la educaci贸n postsecundaria, lo que se traduce en una menor productividad y salarios.

驴C贸mo reestructuramos el sistema para satisfacer las necesidades educativas de nuestra poblaci贸n?

Al comprender las necesidades educativas regionales en la isla, prestar mucha atenci贸n a los problemas de equidad y desarrollar planes para la educaci贸n postsecundaria informados por la investigaci贸n y el di谩logo comunitario, podemos vincular la educaci贸n con la recuperaci贸n regional para ayudar a fomentar el crecimiento sostenible en la isla.

Pero sin un acuerdo justo del pago de la deuda por parte de la JSAF, el futuro de nuestros hijos y sus hijos est谩 en juego. Esto no solo afectar谩 a la isla durante las generaciones venideras, sino que aumentar谩 el trauma que la gente siente y la inmigraci贸n a los Estados Unidos.聽 Al menos la di谩spora cuenta con voz y voto para presionar al Congreso de Estados Unidos a que finalmente nos d茅 la oportunidad de prosperar.

Referencias

[1] https://www.elvocero.com/gobierno/agencias/urge-la-contrataci-n-de-40-000-mil-trabajadores-para-las-obras-de-reconstrucci-n/article_c707fdec-314a-11ec-8e60-fbe5c43fe378.html?fbclid=IwAR2CChWNkUkncThVYhooJas7rnv4VWcC8_VsynQQqnm0Y_9rFQj7uBas8n8

[2] https://www.edexcelencia.org/research/publications/higher-education-puerto-rico-conditions-and-context-influencing-institutional and https://www.census.gov/library/publications/2021/demo/p60-273.html

[3] https://estadisticas.pr/files/Publicaciones/PM_2018-2019_1.pdf

[4] https://jia.sipa.columbia.edu/online-articles/job-terminator-automation-artificial-intelligence-and-future-work

[5] https://www.theatlantic.com/sponsored/citi-2018/the-american-economy-is-experiencing-a-paradigm-shift/2008/

[6] https://www.forbes.com/sites/forbescoachescouncil/2020/03/27/why-the-gig-economy-will-drive-the-future-of-employment/?sh=4048c0db4f52

[7] Ibid.

[8] https://www.bravofamilyfoundation.org/rising-entrepreneurs/

[9] https://www.fastcompany.com/90272170/these-houses-are-designed-to-help-puerto-rico-survive-future-storms

[10] https://www.24-7pressrelease.com/press-release/129807/us-company-helps-to-introduce-eco-friendly-paving-into-puerto-rico

[11] https://www.mdpi.com/2071-1050/6/5/3105/htm

[12] https://casapueblo.org/

[13] https://www.queremossolpr.com/

[14] https://www.whitehouse.gov/american-families-plan/

[15] Ibid.

[16] http://www.columbia.edu/~flr9/documents/Ladd_Rivera_Batiz_%20Education_Development.pdf and Bosworth and Collins in the same volume.

[17] Ibid.

[18] https://www.yumpu.com/en/document/read/22012279/education-as-an-engine-of-economic-development-columbia-

[19] https://grupocne.org/2021/08/17/cne-review-agosto-2021/

[20] https://www.edexcelencia.org/Higher-Education-Puerto-Rico-Conditions-Context-Influencing-Institutional-Resilience

[21] Ibid.

[22] Ibid.

[23]https://www.ppic.org/publication/higher-education-in-california-investing-in-public-higher-education/ and https://www.ppic.org/publication/the-impact-of-budget-cuts-on-californias-community-colleges/, for example.

[24] https://www.edexcelencia.org/research/publications/higher-education-puerto-rico-conditions-and-context-influencing-institutional

[25] https://www.the74million.org/article/lennon-stanton-rising-hs-dropout-rates-declining-community-college-enrollment-are-twin-covid-crises-how-to-fix-the-broken-education-pipeline/

[26] https://www.noticel.com/upr/educacion/ahora/top-stories/20211007/el-estudiantado-de-la-upr-ha-mermado-en-60/