Weekly Review – 20 agosto 2020

Publicado el 20 de agosto de 2020 / Read in English

Ver todas las ediciones del
Weekly Review
COMPARTA

Estimados lectores:

Es la tercera semana de agosto y la temporada de elecciones está a la vuelta de la esquina. En Puerto Rico, acabamos de terminar las primarias, luego de un primer intento vergonzoso durante el cual menos de la mitad de los colegios electorales pudieron abrir. Esa debacle nos llevó a pensar en el estado de las instituciones de Puerto Rico en una columna que compartimos con ustedes aquí.

Adem√°s, es la √©poca de las convenciones de partidos pol√≠ticos en EE.UU., asuntos de importancia menor este a√Īo debido a la pandemia de COVID-19, y el momento en que los candidatos se preparan para la ‚Äúrecta final‚ÄĚ de sus campa√Īas despu√©s del D√≠a del Trabajo. Mi colega, Rosanna Torres, directora de la oficina de CNE en Washington, D.C., comparte sus ideas sobre lo que est√° sucediendo con el servicio de correo y c√≥mo podr√≠a afectar los resultados de las elecciones presidenciales.

Si la contienda por la presidencia se pone m√°s cerrada despu√©s de septiembre, como esperan muchos analistas, y las elecciones terminan siendo m√°s contenciosas de lo que muchos hoy piensan, imag√≠nense la reacci√≥n violenta si millones de papeletas no se contabilizan debido a problemas con la entrega por correo. Como m√≠nimo, a√Īadir√≠a una dimensi√≥n de legitimidad pol√≠tica a una crisis de salud, econ√≥mica y racial ya complicada en Estados Unidos.

Finalmente, un corto anuncio de servicio p√ļblico. Por favor llenen sus formularios del censo. Solo toma diez minutos de su tiempo y el rendimiento de su inversi√≥n supera con creces ese bajo costo personal, no solo en t√©rminos de fondos federales adicionales, sino en pol√≠ticas p√ļblicas mejor dise√Īadas para abordar los problemas sociales y nuevas investigaciones en las ciencias sociales.

‚ÄĒSergio M. Marxuach, editor

An√°lisis de CNE

Estancamiento institucional

Por Sergio M. Marxuach, Director de Pol√≠tica P√ļblica

En 1948 el ingreso neto per c√°pita en Puerto Rico era $256 por persona. La infraestructura de carreteras, electricidad y telecomunicaciones era rudimentaria, por no decir artesanal. Ese a√Īo pasaron muchas cosas en la isla. Y aunque usted no lo crea el 2 de noviembre de ese a√Īo se llevaron a cabo unas elecciones generales. Se contaron los votos y se reportaron los resultados, relativamente r√°pido, tomando en consideraci√≥n las limitaciones de la √©poca.

En 2020 el ingreso neto per cápita en Puerto Rico es de aproximadamente $17,500 por persona. La infraestructura de carreteras, electricidad y telecomunicaciones tiene sus defectos pero es mucho mejor que la de 1948. Y aunque usted no lo crea, el 9 de agosto se intentó llevar a cabo unas elecciones primarias, pero no se pudieron contar los votos y no se reportaron los resultados. De hecho, en más de la mitad de los precintos electorales ni siquiera se pudo llevar a cabo la votación.

¬ŅC√≥mo es posible que la generaci√≥n de nuestros abuelos pudo ejecutar e implementar toda clase de proyectos p√ļblicos, pero nuestra generaci√≥n de gobernantes no puede ni siquiera abrir los colegios para una elecci√≥n? Creo que la repuesta se encuentra, en parte, en el sub-desarrollo, o mejor dicho, en el estancamiento institucional de Puerto Rico. En t√©rminos sencillos, en 1948 ten√≠amos menos dinero pero mejores instituciones.

El Servicio Postal, el Censo Decenal y la amenaza a las instituciones gubernamentales

Por Rosanna Torres, Directora – Oficina de Washington, D.C.

“… estamos a punto de descubrir qu√© tan resistentes son nuestras instituciones, en nuestro pa√≠s y en el mundo entero”.

Estas palabras, dichas a finales de 2016 por el entonces presidente Barack Obama, resuenan constantemente en mi mente. Y esto porque, independientemente de qu√© partido pol√≠tico est√© al mando, los empleados de carrera son los que sostienen las instituciones gubernamentales a trav√©s de su servicio a la poblaci√≥n general. Sin embargo, cuando los fondos en las agencias escasean o las directrices gubernamentales cambian repentinamente, los c√°lculos pol√≠ticos amenazan las instituciones gubernamentales y sus operaciones. En esta coyuntura, cuando los fondos para las operaciones del Servicio Postal de los EE.UU. no dan abasto y la Oficina del Censo acorta tiempo para darle seguimiento a las personas que no han respondido al censo decenal, existe un grave riesgo de privar a la poblaci√≥n del derecho al voto y de subestimar el n√ļmero total de residentes: dos amenazas graves a la legitimidad de las instituciones gubernamentales.

El Servicio Postal de EE.UU.

Las operaciones del Servicio Postal de Estados Unidos (USPS, por sus siglas en ingl√©s) est√°n en riesgo. Despu√©s del nombramiento en junio del director general del Correo, Louis DeJoy – ¬†un ex agente pol√≠tico sin experiencia profesional previa en el servicio postal – existe la preocupaci√≥n de c√≥mo varios cambios de √ļltima hora en pol√≠tica y administraci√≥n implementados bajo su administraci√≥n afectar√°n negativamente el conteo de papeletas enviadas por correo antes de las elecciones de noviembre de 2020. A la luz de la pandemia, se espera que los env√≠os por correo aumenten significativamente en los EE.UU. Apenas la semana pasada, el Servicio Postal advirti√≥ que no pod√≠a garantizar que todas las papeletas enviadas por correo en 46 estados y el Distrito de Columbia llegar√°n a tiempo.

A pesar de un intento tard√≠o de aplacar las preocupaciones sobre la capacidad del Servicio Postal para manejar un aumento en la cantidad de papeletas que se recibir√°n por correo, la declaraci√≥n de DeJoy no indic√≥ qu√© cambios de pol√≠tica espec√≠ficos se revertir√≠an y c√≥mo los cambios operativos propuestos afectar√°n la sostenibilidad a largo plazo de la agencia. Para empeorar las cosas, el financiamiento del USPS es un importante punto de discordia entre la C√°mara, el Senado y la Casa Blanca en su dise√Īo del pr√≥ximo paquete de alivio econ√≥mico. El Comit√© de Supervisi√≥n Gubernamental de la C√°mara de Representantes anunci√≥ una audiencia para el 24 de agosto para investigar las demoras y la interferencia pol√≠tica en las operaciones del Servicio Postal de los EE.UU. Adem√°s, la presidenta de la C√°mara de Representantes, Nancy Pelosi, convoc√≥ a la C√°mara nuevamente esta s√°bado para legislar sobre el proyecto de ley ‚ÄúDelivering for America” presentado por la representante Carolyn Maloney. Por otro lado, se espera que DeJoy testifique ante una audiencia conjunta del Comit√© de Asuntos Gubernamentales y Seguridad Nacional del Senado ma√Īana, viernes 21 de agosto. Los republicanos en el Senado recientemente presentaron un proyecto de ley preliminar que incluye $10 mil millones en fondos para el Servicio Postal, una solicitud mucho menor que los $25 mil millones propuestos por la C√°mara.

El Censo Decenal

Bajo circunstancias normales, cuando las personas no han respondido al censo decenal, encuestadores van de casa en casa para dar seguimiento y crear conciencia sobre la importancia de llenar el censo. Esta orientación en persona ayuda a aumentar la probabilidad de un recuento preciso. Debido a la pandemia de COVID-19, se programó el período de seguimiento entre el 11 de agosto y el 31 de octubre. Sin embargo, el 3 de agosto, el director de la Oficina del Censo, Steven Dillingham, anunció una revisión a este itinerario, acortando el seguimiento en persona por un mes y finalizando la recopilación de datos para el 30 de septiembre de 2020. Para dimensionar el efecto que este procedimiento tiene, en las operaciones decenales de 2010, el 40 por ciento de los hogares recibieron una visita en persona. Por lo tanto, a muchos académicos, grupos laborales y defensores del censo les preocupa que acortar el período de recopilación de datos resulte en un recuento insuficiente de poblaciones a las que normalmente es difícil llegar. En el caso de Puerto Rico, donde las tasas de respuesta se han mantenido en casi el 30 por ciento de la población, la tasa más baja hasta ahora, las consecuencias podrían ser graves, como hemos enfatizado anteriormente.

A medida que se eliminan los fondos y las operaciones, existe el temor legítimo de una erosión de dos instituciones gubernamentales con mandato constitucional que sirven a los 50 estados y a los territorios de EE.UU.

El hambre en Estados Unidos

Fuente: Wall Street Journal

El Wall Street Journal informa que “la cantidad de estadounidenses que dicen que no pueden comprar suficiente comida para ellos o sus hijos est√° aumentando, seg√ļn los datos del censo, y es probable que aumente ahora que algunos beneficios del gobierno han expirado. A finales del mes pasado, alrededor del 12.1% de los adultos viv√≠an en hogares que no tuvieron suficiente comida en alg√ļn momento de la semana anterior, en comparaci√≥n al 9.8% a principios de mayo. Y casi el 20% de los estadounidenses con ni√Īos en casa no pudieron darles suficiente comida a sus hijos, en comparaci√≥n con casi el 17% a principios de junio”.

En nuestro radar...

Apagones de California – Bloomberg informa que los operadores de la red el√©ctrica en California han tenido que implementar apagones continuos para lidiar con la demanda mayor en medio de una “ola de calor que se produce una vez en una d√©cada”. Seg√ļn el servicio de noticias de negocios, “California se est√° preparando para m√°s interrupciones de energ√≠a despu√©s de que 2 millones de residentes se encontraron a oscuras el viernes por la noche en los primeros apagones continuos del estado desde la crisis energ√©tica de 2001…Las interrupciones repentinas y en gran parte no anunciadas en California comenzaron cuando una planta de energ√≠a sufri√≥ una aver√≠a y son un claro recordatorio de la fragilidad de las redes el√©ctricas ante el clima extremo”.

Financiamiento de la primera vacuna ‚Äď Financiar la investigaci√≥n y el desarrollo de vacunas es incre√≠blemente caro y arriesgado, y no hay suficientes inversionistas en el sector privado dispuestos a asumir el riesgo de fracasar despu√©s de a√Īos de costosos ensayos cl√≠nicos. Una posible soluci√≥n en el caso de una vacuna para el COVID-19, seg√ļn Andrew Lo y Roger Stein, del Laboratorio de Ingenier√≠a Financiera del Instituto Tecnol√≥gico de Massachusetts, es que los gobiernos emitan obligaciones respaldadas por la investigaci√≥n, un nuevo tipo de bono, un instrumento financiero cuyo pago depende del desarrollo exitoso de las vacunas. Seg√ļn Lo en una entrevista para el New Yorker: “¬ŅQu√© pasar√≠a si la Administraci√≥n anunciara que el Tesoro de los Estados Unidos emitir√° un bono del gobierno de cincuenta mil millones de d√≥lares al tres por ciento a treinta a√Īos?” Invertir√≠a en todos los programas de desarrollo de vacunas que existen y “para cualquier vacuna que se desarrolle, vendemos mil millones de dosis”. La cartera, agreg√≥ Lo, “ser√≠a incre√≠blemente rentable”. La idea b√°sica es diversificar el riesgo y socializar tanto el riesgo como los beneficios del desarrollo de vacunas.

Una nueva estrategia para las pruebas – Sin embargo, debemos seguir viviendo nuestras vidas mientras se desarrolla una vacuna o un tratamiento seguro para COVID-19. Para hacer esto, necesitamos mejorar mucho el proceso de hacer pruebas para la detecci√≥n de la enfermedad. Seg√ļn Robinson Meyer y Alexis Madrigal, en The Atlantic, ‚ÄúLas pruebas son un problema que no es opcional. Las pruebas nos permiten realizar la tarea m√°s b√°sica en el control de enfermedades: identificar a los enfermos y separarlos de los dem√°s. Cuando las pruebas son abundantes, pueden disipar el miedo al contagio que ha acallado la vida p√ļblica‚ÄĚ. Lean el informe sobre c√≥mo “un grupo de epidemi√≥logos, economistas y so√Īadores est√° tramando una nueva estrategia para derrotar al virus, incluso antes de que se encuentre una vacuna”.