Luego de la transici贸n viene la alarma

Termin贸 el inc贸modo periodo de transici贸n que sucede a la victoria de un nuevo r茅gimen. Casi dos meses marcados por celebraciones, revelaciones e indignaciones que r谩pido se traducen en promesas de cambio y, para las v铆ctimas del viejo orden, en sed de venganza.

En el nuevo a帽o, experimentemos

Un objetivo importante de cara al 2013 es aumentar la tasa de participaci贸n laboral. (Thinkstock)
Puerto Rico ha experimentado una dif铆cil situaci贸n econ贸mica durante los 煤ltimos siete a帽os y seguimos buscando la manera de 鈥渟alir del hoyo鈥. M谩s importante aun, nos vemos enfrentados a la delicada tarea de buscar maneras efectivas de reactivar nuestra econom铆a en un contexto donde debemos estabilizar la situaci贸n financiera del sector p煤blico dado los elevados niveles de deuda y de d茅ficit del gasto gubernamental.

Una conversaci贸n tierra adentro

La distancia entre Adjuntas y Hato Rey no es grande, dependiendo de c贸mo se calcule. Ciertamente, la extensi贸n de la brecha depende de qui茅n mide y qu茅 se observa. Hace unas semanas tuve la oportunidad de hacer mis estimados durante una primera visita a Casa Pueblo, un espacio inspirador que sirve como est谩ndar para un punto de partida.

El reto transnacional

Casi cinco a帽os despu茅s de que comenz贸 nuestra m谩s reciente y profunda recesi贸n econ贸mica, en marzo de 2011, la oficina del Censo de los Estados Unidos anunci贸 que Puerto Rico y Michigan eran las 煤nicas dos jurisdicciones que hab铆an registrado una fuga poblacional entre el a帽o 2000 y el 2010. M谩s sal para nuestras heridas, cortes铆a de la metr贸poli.

Estaci贸n llamando a tierra

Ha sido un proceso bastante accidentado e inconsistente, pero poco a poco voy entendiendo mejor c贸mo funciona el complicado sector agr铆cola y sus contribuciones al bienestar socioecon贸mico. Aunque soy el principal responsable de mis descuidos intelectuales, comparto la culpa de mi desconocimiento con los arquitectos del desarrollo isle帽o, quienes se ha dedicado a definir y armar un discurso sobre el progreso con un vocabulario muy limitado y miope.

Desastres urbanos y buenas intenciones de planificaci贸n

Al peguntarle c贸mo era la vida en el Condado del Bronx, Nueva York, durante los a帽os 70, un amigo dominicano que pas贸 gran parte de su juventud all铆 me coment贸 que no ten铆an que ir al cine para ver pel铆culas de terror, pues un paseo nocturno en carro por las calles del barrio era suficiente para alimentar el morbo y el miedo.

Book Review: Freakonomics

Com煤nmente reconocida como una ciencia incierta, la disciplina econ贸mica no se ha caracterizado por ser una rama de estudio popular o tan siquiera de mucho inter茅s para el p煤blico en general. Los causantes de esta dudosa reputaci贸n son los mismos economistas pues, en su empe帽o por explicar c贸mo los mercados, individuos e innumerables actores sociales se relacionan, han elaborado un vocabulario cr铆ptico que pocos manejan y muchos han aprendido a desde帽ar.