Industrial Sectors and Risk From COVID-19 in Puerto Rico

The new executive orders enacted by the Government of Puerto Rico, which have allowed more businesses to begin operating after a long lockdown period, have once again raised concerns about the risks of exposure to the coronavirus. As a follow up to previous analyses we conducted on risk by occupations, we produced a new dashboard focused on Puerto Rico’s industrial sectors.

Who’s at risk from COVID-19? A closer look at occupations in Puerto Rico

As discussions of ‚Äúreopening‚ÄĚ the Puerto Rican economy advance, we feel it‚Äôs important to consider which workers face greater risks of becoming infected with the coronavirus, given some particular attributes of their occupations. For example, because some occupations require constant person-to-person interactions, like dentists and flight attendants, and others only on occasion‚ÄĒthink of sculptors and archivists‚ÄĒthe risk of infection varies significantly depending on the kind of job you have and how you work.

Descifrar el riesgo en tiempos del coronavirus

No es inusual, ante una crisis, escuchar a un gobernante o leer alg√ļn eslogan publicitario que apela a la unidad ante la adversidad e insinuar que ‚Äútodos estamos en el mismo bote‚ÄĚ.¬† Sin lugar a dudas, el esfuerzo colectivo es clave, especialmente en estos tiempos cuando quedarse en la casa es la manera m√°s efectiva de controlar el contagio de un virus que se propaga con suma rapidez y puede ser letal. Pero no nos llamemos a enga√Īos.

De resilencia a resistencia

Los desastres naturales mayormente destruyen, pero tambi√©n generan nuevos vocabularios que incluyen un revoltijo de acr√≥nimos, y toda clase de conceptos t√©cnicos que los sobrevivientes tenemos que aprender y asimilar r√°pidamente, como el t√©rmino ‚Äúresiliencia‚ÄĚ.

La promesa sin cumplir

Se supone que la ley PROMESA facilitar√≠a una transformaci√≥n radical en el desempe√Īo de nuestro sector p√ļblico. Seg√ļn la narrativa oficial, la intervenci√≥n federal era inevitable ante nuestro desbarajuste administrativo.

Las trampas de la austeridad

Dicen que las crisis no se pueden desperdiciar pues sirven para tomar acción sobre asuntos neurálgicos que usualmente no se atienden de manera adecuada. También se pueden aprovechar para esclarecer cuestiones que resultan escabrosos, difíciles de comprender y también de solucionar. En nuestro caso, el terrible panorama fiscal y económico que enfrentamos nos ha obligado a tratar de entender y atender el tremendo lío en el cual nos encontramos.

Aprendiendo sobre la marcha: procesos para tiempos de crisis

Resulta desconcertante, tras una d√©cada perdida en un trote acelerado hacia el desbarrancadero econ√≥mico, y otra que se avecina seg√ļn las proyecciones gubernamentales, que todav√≠a ansiemos la llegada de ‚Äúel plan‚ÄĚ que nos va a sacar del lodazal. La terrible situaci√≥n que enfrenta el pa√≠s ha alimentado la sed de propuestas abarcadoras y soluciones repentinas.